GRD, DE LA RETÓRICA A LA PRÁCTICA - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

martes, 22 de octubre de 2019

GRD, DE LA RETÓRICA A LA PRÁCTICA


GRD, DE LA RETÓRICA A LA PRÁCTICA

Si bien la Gestión del Riesgo de Desastre debe verse con una perspectiva multidisciplinaria, siempre debe existir una entidad que sea la regente en los aspectos de dirección para hacer efectivas la gestión preventiva, la gestión correctiva y la gestión prospectiva. 

En México, se cuenta con el Manual de Organización y Operación del Sistema Nacional de Protección Civil, mismo que, además de no haber sido socializado, fue reformado para el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, y publicado el 13 de julio de 2018, o sea, a pocos meses antes de que se culminara la administración para el cual fue reformado, a pesar que indica que dicho Manual es de observancia obligatoria para las dependencias de la Administración Pública Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias, y conforme a las disposiciones legales aplicables, y que la obligatoriedad del Manual debe ser extensiva a las entidades paraestatales.

Con la nueva administración 2018-2024, hubo una serie de reformas a la Ley con la desaparición, creación y transferencia de instituciones y dependencias que ya poco tienen que ver con dicho Manual, y que, aunado a la falta del conocimiento de los procedimientos del mismo, funcionarios de una y otra administración no contemplan la participación de sus dependencias en las labores de Gestión del Riesgo de Desastre. 

Como establece Allan Lavell, la gestión del riesgo abarca formas de intervención muy variadas, que van desde la formulación e implementación de políticas y estrategias, hasta la implementación de acciones e instrumentos concretos de reducción y control.

La gestión del riesgo admite distintos niveles de intervención que van desde lo global, integral, lo sectorial y lo macro-territorial hasta lo local, lo comunitario y lo familiar. Requiere de la existencia de sistemas o estructuras organizacionales e institucionales que representen estos niveles y que reúne, bajo modalidades de coordinación establecidas y con roles diferenciados acordados, aquellas instancias colectivas de representación social de los diferentes actores e intereses que juegan un papel en proceso de construcción del riesgo y en su reducción, previsión y control. Esto es, involucrar a través de la Gobernanza a los distintos actores políticos y sociales, pero definitivamente, sí hay que decir qué, cómo, cuándo y para qué en cuanto a su participación. De allí que el Manual sea necesario, principalmente porque puede ser una guía para la reducción de la vulnerabilidad.

Ahora bien, si es un objetivo migrar del SINAPROC al SINAGIR, es absolutamente indispensable que cada una de las instituciones y dependencias de la administración pública de los tres órdenes de gobierno sea contemplada en el Manual de Organización y Operación, además de las Organizaciones de la Sociedad Civil e Instituciones Académicas que deben participar, practicando la Gobernanza, en los esquemas de la gestión de riesgos.

Hacer una revisión, actualización y, sobre todo, socialización de ese Manual, será como escribir la partitura de una sinfonía que permita a todos participar positivamente en actividades de prevención, preparación y mitigación, lo que muy seguramente redundará en ahorros económicos, en consecución de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible, y generar y fortalecer la Resiliencia en Localidades y Municipios, pero de manera importante, en la salvaguarda de la vida humana en nuestro país.

Mtro. César Orlando Flores Sánchez.

2 comentarios:

  1. Excelente artículo Mtro. Corsario, solo falta que el Manual se presente en breve al Programa Nacional de Protección Civil 2019-2024 que ya estamos esperando conocer.

    ResponderEliminar