Chiapas seguirá en pobreza: viva la oclocracia - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

jueves, 24 de octubre de 2019

Chiapas seguirá en pobreza: viva la oclocracia


Chiapas seguirá en pobreza …. VIVA LA “OCLOCRACIA”
Vulnerabilidad social infinita

Wilches-Chaux, G. (1993, 2019), define la vulnerabilidad como la “incapacidad de una comunidad para absorber, mediante el autoajuste, los efectos de un determinado cambio en su medio ambiente, o sea su inflexibilidad o incapacidad para adaptarse a ese cambio”. Define 12 tipos de vulnerabilidades, las cuales son: vulnerabilidad global, vulnerabilidad e inseguridad, vulnerabilidad natural, vulnerabilidad física, vulnerabilidad física, vulnerabilidad social, vulnerabilidad política, vulnerabilidad técnica, vulnerabilidad ideológica, vulnerabilidad cultural, vulnerabilidad educativa, vulnerabilidad ecológica. No describiré los 12 tipos, no es el objetivo de esta opinión. Sin embargo, cuando las estudié cada una de ellas, lo único que pude pensar es en mi hermoso Chiapas. ¡Carajo, las tenemos todas! – expresé a mi interior.

El pasado 29 de septiembre del 2019 en una publicación realizada por Bellinghause, H. (2019) en el periódico La Jornada, decía que las alarmas sociales en Chiapas se han encendido haciendo referencia a una serie de situaciones que se han venido suscitando en diversas zonas indígenas de los altos de Chiapas. En resumen, Bellinghausen, H. (2019), señala las siguientes: “Un grupo encabezado por Juan Shilón Gómez exige la destitución del alcalde morenista en la comunidad de San Juan Chamula, en Chavejebal una alianza morenista se presenta con hostilidad contra los zapatistas, Oxchuc la disputa por el poder entre partidos recién causó un choque grave entre fuerzas, en Chalchihuitán siguen fuera de sus tierras decenas de familias, en Acteal y Chenalhó se destruyeron clínicas y viviendas, en los Chorros hay desplazamiento de personas, amenazas a los párrocos, balas perdidas, hostigamiento, desapariciones, agresiones a la Guarda Nacional”, por citar algunas. Cada semana surgen situaciones similares nuevas o relacionadas con las anteriores que se reavivan constantemente sin soluciones duraderas o estructurales.  

Por otro lado, el 3 de octubre se lee una nota publicada en el Universal con el siguiente titular “A 10 meses de Gobierno, en el país hay paz y gobernabilidad”. ¡Carajo! – volví a expresar.  El 17 de octubre se desata una balacera en Culiacán. En esta ocasión no expresé nada, simplemente me quede sorprendida.

Wilches-Chaux manifiesta la fórmula (Desastre=Riesgo x Vulnerabilidad) señalando que para reducir el riesgo se tendría que reducir el valor de cualquier factor sea la vulnerabilidad o el riesgo. Si Wilches-Chaux y yo camináramos por las comunidades indígenas de Chiapas, le preguntaría: Maestro, “¿Es posible evitar la ocurrencia de desastres? ¿Podemos, al menos reducir sus consecuencias nocivas para la comunidad afectada?” (Wilches-Chaux, G., 2019, p. 60). En teoría platicaríamos una solución (o varias) con base en esta fórmula y evaluaríamos todos sus factores.

Pérez Juárez, LM. (2019) señala que existen tres tipos de gobernanza y 3 tipos de formas: inducida (pasiva), legitima (activa), política (dirigido- manipulado). “La gobernanza es también vista como una nueva forma de toma de decisiones basada en la participación de diversos sectores (administrativo-político) así como la sociedad” (Pérez Juárez, LM., 2019). Sin embargo, nos alerta que “la gobernanza le está tendiendo una terrible trampa a la democracia, ya que se puede tratar de una nueva forma de dominación marcada por un desvanecimiento político, donde la sociedad civil juega contra el Estado” (Pérez Juárez, LM., 2019), Ya no es solamente un tema de legitimidad o vulnerabilidad,  bien podría ser una gobernanza dirigida completamente manipulada por una fuerza política.

Bellinghause, H. (2019), nos exterioriza: “en Comitán opera una organización que secuestra a los beneficiarios del programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro para cobrar la mitad de sus 3 mil pesos mensuales, en San Cristóbal crece la población de desplazados, se hace cada vez más evidentes los desmanes y alardes de un grupo llamado Los Motonetos, en Chamula se repiten intentos de secuestros y desapariciones”. “La negociación entre las partes y el gobierno está estancada, sino es que saboteada” (Bellinghause, H., 2019). Se encienden las alarmas.

Ésta forma de gobernanza disfrazada, se asemeja más a una forma de poder dirigida, distinto a ser una lucha por los Derechos Humanos y el respeto a los pueblos originarios.
Otra noticia publicada el pasado 7 de Octubre en un periódico Local, se lee “El secretario general de gobierno, (…), señaló que se hizo una llamado a las partes, para que ningún motivo interrumpa la vida política de Oxchuc (…). Indicó que, para dirimir las diferencias políticas, el gobierno de (…) hace del diálogo la vía idónea para solucionar conflictos y establecer la paz en la que deben vivir las y los chiapanecos (…)”.

Si bien es verdad que “una buena negociación y apertura al diálogo conllevan adelantarse a la acción social” (Pérez Juárez, LM., 2019). No es suficiente tener propuesta técnicamente bien elaboradas, pertinentes, coherentes, sin alianza y coalición, no hay participación (Pérez Juárez, LM., 2019). Por lo que es necesario consolidar las potencialidades organizativas, profundizar en los procesos de convergencia social y acumulación de fuerza (Pérez Juárez, LM., 2019). Es necesario en los procesos de negociación tener acuerdos claros y sólidos de lo contrario los conflictos se avivarán.

En la gestión del riesgo desde la gobernanza, la diferenciación entre los grupos de interés (presión) y los grupos de choque se basa principalmente en identificar que los grupos de interés “tienen intereses comunes, tienen capacidad para influir en instituciones del poder público y lograr decisiones favorables a sus fines” (Pérez Juárez, LM., 2019); mismos que “a diferencia de los partidos políticos, intentan influir sin pretender ocupar puestos” (Pérez Juárez, LM, 2019). Sin embargo, en Chiapas no hay grupos de presión sólidos sino “grupos de choque” que responden a una gobernanza dirigida, aspiran al poder y buscan la movilización de recursos a su favor. Mientras más recurso, pactos y alianzas tenga un grupo, más fuerza acumula.

Todas las situaciones de alarma a las que Bellinghausen hace referencia son provocadas por grupos de choques buscando provecho específico de tomar el poder, con todas las características de ser grupos dirigidos y no manifestaciones de gobernanza legitimas. ¿Quién está atrás?

Wilches-Chaux en Puente y Aguilar, S. (comp.) (2018) señala que la vulnerabilidad “surge como consecuencia de la interacción de una serie de factores y características (internas y externas) que convergen en una comunidad particular”. Wilches-Chaux en Puente y Aguilar, S. (comp.)(2018) señala que “los grupos altamente vulnerables desde el punto de vista económico, y a partir de allí, vulnerables desde los demás puntos de vista: político, educativo, tecnológico, ecológico, etcétera”, “también serán los más vulnerables frente a los riesgos (…)”
La ausencia de liderazgos comunitarios y de autonomía genera también un círculo vulnerable social, institucional y político que impactará en la vulnerabilidad ideológica y con ello se perderá todo intento por rehacer lazos, la cooperación y la solidaridad. Wilches-Chaux en Puente y Aguilar, S. (comp.)(2018), señala que “nuestra cultura se ha nutrido permanentemente de relaciones violentas de dominación” .  

Partiendo de la fórmula de riesgo de Wilches-Chaux para reducir el riesgo se deben reducir los factores y lograr un cambio en el medio de una comunidad. Ya no se trata de hacer la pregunta: ¿Se puede reducir el riesgo? Sino la pregunta  ¿Se quiere reducir el riesgo? ¿Se quiere reducir la vulnerabilidad? ¿Se quiere establecer medidas estructurales de mitigación? Yo le expresaría a Bellinghausen no se trata de encender solamente las alarmas, Chiapas es un  desastre. ¿Quién pondrá orden en los factores?.

Con un EZLN completamente disminuido y silenciado, con ONGs debilitadas y sin recursos, rodeados de una economía negra “en crecimiento”, una democracia salpicada de ilegalidad y violencia generalizada, lo único que queda para Chiapas, es aceptar la Oclocracia.

Oclocracia, palabra utilizada por primera vez por Polibio, significa “el fruto de la acción demagógica” (Ventura, JA., 2010). “La oclocracia, es una tiranía de las mayorías incultas y uso indebido de la fuerza para obligar a los gobernantes a adoptar políticas, decisiones o regulaciones desafortunadas, constituyendo, asimismo, la ingobernabilidad como resultado de la aplicación de políticas demagógicas” (Ventura, JA., 2010). “Los oclocratas que ejercerían el poder y con el propósito de mantenerlo en forma corrupta, buscando ilusoriamente su legitimidad en el sector ignorante de la sociedad, permanentemente se esforzarían por mantener propagandística y manipuladoramente los medios de comunicación social, para aturdir al resto de la sociedad y no darle lugar a reacciones que le adversen su populismo” (Ventura, JA., 2010).

Recordemos esta definición la próxima vez que veamos a un alcalde “volar por los suelos” o un pueblo completamente ignorante manipulado por los medios de comunicación y acto siguiente los merecidos aplausos y discursos que tenemos “paz y somos felices”. El mundo entero convulsiona.

 “Chiapas es el único estado del país que registra nulo crecimiento del PIB (…), tendrían que transcurrir 200 años para igualar la economía con Nuevo León” (Jiménez, A, 2019).

Con un gobierno oclócrata, una gobernanza sin legitimidad ni recurso ni poder ni alianzas, Chiapas permanecerá pobre, siempre vulnerable (en sus 12 formas) y sumido para siempre, porque así conviene y así es.

¡Carajo!- Finalizo.



Referencias
Pérez Juárez, LM. (2019). Cátedra Gobernanza y Cambio Social. México: ENAPROC (Campus Chiapas)
Ventura, JA. (2010). Cultura política. Recuperado de: http://venturasosa.com/wp-content/uploads/2015/05/67_olocracia.pdf
Bellnghausen, H. (2019). Crece conflictividad en Chiapas por pugnas sociopolíticas e inseguridad. La Jornada. Recuperado de https://www.jornada.com.mx/2019/09/29/politica/005n1pol
A 10 meses de gobierno, en el país hay paz y gobernabilidad, segura AMLO (3/10/29). El universal. Recuperado de https://www.eluniversalvideo.com.mx/video/nacion/a-10-meses-de-gobierno-en-el-pais-hay-paz-y-gobernabilidad-asegura-amlo
Se establece el gobierno municipal de Oxchuc (07/10/19). Cuarto Poder. Recuperado de https://www.cuartopoder.mx/chiapas/se-restablece-el-gobierno-municipal-de-oxchuc/302156/
Puente y Aguilar , S. (comp.) (2018). La gestión integral del riesgo de desastres en las metrópolis: hacia una resiliencia urbana. México: EAP. pp. 64, 69-70, 78.
Jiménez, A. (09/10/19). Chiapas el único estado sin crecimiento económico. Meganoticias. Recuperado de https://www.meganoticias.mx/tuxtla-gutierrez/noticia/chiapas-el-unico-estado-sin-crecimiento-economico/103234

No hay comentarios:

Publicar un comentario