Chiapas seguirá en pobreza: viva la oclocracia - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

jueves, 24 de octubre de 2019

Chiapas seguirá en pobreza: viva la oclocracia


Chiapas seguirá en pobreza …. VIVA LA “OCLOCRACIA”
Vulnerabilidad social infinita

Wilches-Chaux, G. (1993, 2019), define la vulnerabilidad como la “incapacidad de una comunidad para absorber, mediante el autoajuste, los efectos de un determinado cambio en su medio ambiente, o sea su inflexibilidad o incapacidad para adaptarse a ese cambio”. Define 12 tipos de vulnerabilidades, las cuales son: vulnerabilidad global, vulnerabilidad e inseguridad, vulnerabilidad natural, vulnerabilidad física, vulnerabilidad física, vulnerabilidad social, vulnerabilidad política, vulnerabilidad técnica, vulnerabilidad ideológica, vulnerabilidad cultural, vulnerabilidad educativa, vulnerabilidad ecológica. No describiré los 12 tipos, no es el objetivo de esta opinión. Sin embargo, cuando las estudié cada una de ellas, lo único que pude pensar es en mi hermoso Chiapas. ¡Carajo, las tenemos todas! – expresé a mi interior.

El pasado 29 de septiembre del 2019 en una publicación realizada por Bellinghause, H. (2019) en el periódico La Jornada, decía que las alarmas sociales en Chiapas se han encendido haciendo referencia a una serie de situaciones que se han venido suscitando en diversas zonas indígenas de los altos de Chiapas. En resumen, Bellinghausen, H. (2019), señala las siguientes: “Un grupo encabezado por Juan Shilón Gómez exige la destitución del alcalde morenista en la comunidad de San Juan Chamula, en Chavejebal una alianza morenista se presenta con hostilidad contra los zapatistas, Oxchuc la disputa por el poder entre partidos recién causó un choque grave entre fuerzas, en Chalchihuitán siguen fuera de sus tierras decenas de familias, en Acteal y Chenalhó se destruyeron clínicas y viviendas, en los Chorros hay desplazamiento de personas, amenazas a los párrocos, balas perdidas, hostigamiento, desapariciones, agresiones a la Guarda Nacional”, por citar algunas. Cada semana surgen situaciones similares nuevas o relacionadas con las anteriores que se reavivan constantemente sin soluciones duraderas o estructurales.  

Por otro lado, el 3 de octubre se lee una nota publicada en el Universal con el siguiente titular “A 10 meses de Gobierno, en el país hay paz y gobernabilidad”. ¡Carajo! – volví a expresar.  El 17 de octubre se desata una balacera en Culiacán. En esta ocasión no expresé nada, simplemente me quede sorprendida.

Wilches-Chaux manifiesta la fórmula (Desastre=Riesgo x Vulnerabilidad) señalando que para reducir el riesgo se tendría que reducir el valor de cualquier factor sea la vulnerabilidad o el riesgo. Si Wilches-Chaux y yo camináramos por las comunidades indígenas de Chiapas, le preguntaría: Maestro, “¿Es posible evitar la ocurrencia de desastres? ¿Podemos, al menos reducir sus consecuencias nocivas para la comunidad afectada?” (Wilches-Chaux, G., 2019, p. 60). En teoría platicaríamos una solución (o varias) con base en esta fórmula y evaluaríamos todos sus factores.

Pérez Juárez, LM. (2019) señala que existen tres tipos de gobernanza y 3 tipos de formas: inducida (pasiva), legitima (activa), política (dirigido- manipulado). “La gobernanza es también vista como una nueva forma de toma de decisiones basada en la participación de diversos sectores (administrativo-político) así como la sociedad” (Pérez Juárez, LM., 2019). Sin embargo, nos alerta que “la gobernanza le está tendiendo una terrible trampa a la democracia, ya que se puede tratar de una nueva forma de dominación marcada por un desvanecimiento político, donde la sociedad civil juega contra el Estado” (Pérez Juárez, LM., 2019), Ya no es solamente un tema de legitimidad o vulnerabilidad,  bien podría ser una gobernanza dirigida completamente manipulada por una fuerza política.

Bellinghause, H. (2019), nos exterioriza: “en Comitán opera una organización que secuestra a los beneficiarios del programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro para cobrar la mitad de sus 3 mil pesos mensuales, en San Cristóbal crece la población de desplazados, se hace cada vez más evidentes los desmanes y alardes de un grupo llamado Los Motonetos, en Chamula se repiten intentos de secuestros y desapariciones”. “La negociación entre las partes y el gobierno está estancada, sino es que saboteada” (Bellinghause, H., 2019). Se encienden las alarmas.

Ésta forma de gobernanza disfrazada, se asemeja más a una forma de poder dirigida, distinto a ser una lucha por los Derechos Humanos y el respeto a los pueblos originarios.
Otra noticia publicada el pasado 7 de Octubre en un periódico Local, se lee “El secretario general de gobierno, (…), señaló que se hizo una llamado a las partes, para que ningún motivo interrumpa la vida política de Oxchuc (…). Indicó que, para dirimir las diferencias políticas, el gobierno de (…) hace del diálogo la vía idónea para solucionar conflictos y establecer la paz en la que deben vivir las y los chiapanecos (…)”.

Si bien es verdad que “una buena negociación y apertura al diálogo conllevan adelantarse a la acción social” (Pérez Juárez, LM., 2019). No es suficiente tener propuesta técnicamente bien elaboradas, pertinentes, coherentes, sin alianza y coalición, no hay participación (Pérez Juárez, LM., 2019). Por lo que es necesario consolidar las potencialidades organizativas, profundizar en los procesos de convergencia social y acumulación de fuerza (Pérez Juárez, LM., 2019). Es necesario en los procesos de negociación tener acuerdos claros y sólidos de lo contrario los conflictos se avivarán.

En la gestión del riesgo desde la gobernanza, la diferenciación entre los grupos de interés (presión) y los grupos de choque se basa principalmente en identificar que los grupos de interés “tienen intereses comunes, tienen capacidad para influir en instituciones del poder público y lograr decisiones favorables a sus fines” (Pérez Juárez, LM., 2019); mismos que “a diferencia de los partidos políticos, intentan influir sin pretender ocupar puestos” (Pérez Juárez, LM, 2019). Sin embargo, en Chiapas no hay grupos de presión sólidos sino “grupos de choque” que responden a una gobernanza dirigida, aspiran al poder y buscan la movilización de recursos a su favor. Mientras más recurso, pactos y alianzas tenga un grupo, más fuerza acumula.

Todas las situaciones de alarma a las que Bellinghausen hace referencia son provocadas por grupos de choques buscando provecho específico de tomar el poder, con todas las características de ser grupos dirigidos y no manifestaciones de gobernanza legitimas. ¿Quién está atrás?

Wilches-Chaux en Puente y Aguilar, S. (comp.) (2018) señala que la vulnerabilidad “surge como consecuencia de la interacción de una serie de factores y características (internas y externas) que convergen en una comunidad particular”. Wilches-Chaux en Puente y Aguilar, S. (comp.)(2018) señala que “los grupos altamente vulnerables desde el punto de vista económico, y a partir de allí, vulnerables desde los demás puntos de vista: político, educativo, tecnológico, ecológico, etcétera”, “también serán los más vulnerables frente a los riesgos (…)”
La ausencia de liderazgos comunitarios y de autonomía genera también un círculo vulnerable social, institucional y político que impactará en la vulnerabilidad ideológica y con ello se perderá todo intento por rehacer lazos, la cooperación y la solidaridad. Wilches-Chaux en Puente y Aguilar, S. (comp.)(2018), señala que “nuestra cultura se ha nutrido permanentemente de relaciones violentas de dominación” .  

Partiendo de la fórmula de riesgo de Wilches-Chaux para reducir el riesgo se deben reducir los factores y lograr un cambio en el medio de una comunidad. Ya no se trata de hacer la pregunta: ¿Se puede reducir el riesgo? Sino la pregunta  ¿Se quiere reducir el riesgo? ¿Se quiere reducir la vulnerabilidad? ¿Se quiere establecer medidas estructurales de mitigación? Yo le expresaría a Bellinghausen no se trata de encender solamente las alarmas, Chiapas es un  desastre. ¿Quién pondrá orden en los factores?.

Con un EZLN completamente disminuido y silenciado, con ONGs debilitadas y sin recursos, rodeados de una economía negra “en crecimiento”, una democracia salpicada de ilegalidad y violencia generalizada, lo único que queda para Chiapas, es aceptar la Oclocracia.

Oclocracia, palabra utilizada por primera vez por Polibio, significa “el fruto de la acción demagógica” (Ventura, JA., 2010). “La oclocracia, es una tiranía de las mayorías incultas y uso indebido de la fuerza para obligar a los gobernantes a adoptar políticas, decisiones o regulaciones desafortunadas, constituyendo, asimismo, la ingobernabilidad como resultado de la aplicación de políticas demagógicas” (Ventura, JA., 2010). “Los oclocratas que ejercerían el poder y con el propósito de mantenerlo en forma corrupta, buscando ilusoriamente su legitimidad en el sector ignorante de la sociedad, permanentemente se esforzarían por mantener propagandística y manipuladoramente los medios de comunicación social, para aturdir al resto de la sociedad y no darle lugar a reacciones que le adversen su populismo” (Ventura, JA., 2010).

Recordemos esta definición la próxima vez que veamos a un alcalde “volar por los suelos” o un pueblo completamente ignorante manipulado por los medios de comunicación y acto siguiente los merecidos aplausos y discursos que tenemos “paz y somos felices”. El mundo entero convulsiona.

 “Chiapas es el único estado del país que registra nulo crecimiento del PIB (…), tendrían que transcurrir 200 años para igualar la economía con Nuevo León” (Jiménez, A, 2019).

Con un gobierno oclócrata, una gobernanza sin legitimidad ni recurso ni poder ni alianzas, Chiapas permanecerá pobre, siempre vulnerable (en sus 12 formas) y sumido para siempre, porque así conviene y así es.

¡Carajo!- Finalizo.



Referencias
Pérez Juárez, LM. (2019). Cátedra Gobernanza y Cambio Social. México: ENAPROC (Campus Chiapas)
Ventura, JA. (2010). Cultura política. Recuperado de: http://venturasosa.com/wp-content/uploads/2015/05/67_olocracia.pdf
Bellnghausen, H. (2019). Crece conflictividad en Chiapas por pugnas sociopolíticas e inseguridad. La Jornada. Recuperado de https://www.jornada.com.mx/2019/09/29/politica/005n1pol
A 10 meses de gobierno, en el país hay paz y gobernabilidad, segura AMLO (3/10/29). El universal. Recuperado de https://www.eluniversalvideo.com.mx/video/nacion/a-10-meses-de-gobierno-en-el-pais-hay-paz-y-gobernabilidad-asegura-amlo
Se establece el gobierno municipal de Oxchuc (07/10/19). Cuarto Poder. Recuperado de https://www.cuartopoder.mx/chiapas/se-restablece-el-gobierno-municipal-de-oxchuc/302156/
Puente y Aguilar , S. (comp.) (2018). La gestión integral del riesgo de desastres en las metrópolis: hacia una resiliencia urbana. México: EAP. pp. 64, 69-70, 78.
Jiménez, A. (09/10/19). Chiapas el único estado sin crecimiento económico. Meganoticias. Recuperado de https://www.meganoticias.mx/tuxtla-gutierrez/noticia/chiapas-el-unico-estado-sin-crecimiento-economico/103234

13 comentarios:

  1. Todos estos sucesos se deben al mal manejo por parte del gobierno, desde el presidente de la república, hasta los presidentes municipales. La falsa gobernanza está poniéndose por encima de la democracia, lo que da como resultado estas situaciones, y estas situaciones hacen que Chiapas sea vulnerable, vulnerable a cualquier quiebre de fortaleza económico y de ahí le sigue el ámbito social, político, ideológico, etc.
    Como no se solucionan estas situaciones van surgiendo cada vez más falsas gobernanzas, agregándole que existen grupos de oposición. Lo cual provoca que se opriman las oportunidades de salir de la vulnerabilidad y es por eso por lo que Chiapas no puede y ni podrá salir de ella.

    ResponderEliminar
  2. Teniendo en cuenta una parte del significado amplio del término “oclocracia”, he de mencionar que hoy en día la oclocracia prospera en plena turbulencia política y económica; provocando así mismo, un mal manejo de uso de poder y disminuciones de control del Estado. Por lo que, este problema es de suma relevancia en su totalidad, ya que día a día, ha ido afectando al Estado de Chiapas de manera interna o externa, puesto a que ha desfavorecido poco a poco a la población, creando al mismo tiempo, un descontento social e ideologías sobre lo que en realidad es el gobierno y sus contribuyentes, quienes no cumplen con sus funciones.
    Como conclusión, estamos aún muy lejos de erradicar la pobreza, ya que nos hace falta priorizar en nuestro Estado y sus componentes, al igual que organizar y reeducar a los ciudadanos, para hacerles conciencia de que se puede crear una alianza política, sin cuestión de involucrar la tiranía; ya que sí no tratamos de acabar con esto, Chiapas, seguirá gobernado por corruptos e ignorantes, lo cual es lamentable para nosotros, los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  3. Los gobernantes o líderes de nuestro pueblo sólo han visto por un beneficio propio, sin importarles perjudicar nuestro pueblo, nuestras familias y nuestra economía, con la falta de liderazgo que tienen, hacen que nuestro pueblo sea insegura y no obstante la caída de nuestras riquezas, a base de estrategias sucias. Haciéndonos creer que sólo proponiendo ¨soluciones¨ se arreglaría todo lo que han decaído, porque no queremos que propongan, si no que se hagan y pongan el orden que necesitamos. Solo así dejaremos de ser vulnerables desde el ´punto de vista económico, educativo, tecnológico, ecológico y demás. La ausencia de liderazgos comunitarios y de autonomía genera también un círculo vulnerable social, institucional y político que impactará en el futuro.

    ResponderEliminar
  4. “Con un gobierno oclócrata, una gobernanza sin legitimidad ni recurso ni poder ni alianzas, Chiapas permanecerá pobre, siempre vulnerable (en sus 12 formas) y sumido para siempre, porque así conviene y así es”. - Aranda Jan Virginia G (2019). El párrafo anterior, define a grandes rasgos lo que actualmente sucede en el estado Chiapas y sus comunidades con gran “poder”, de los cuáles algunos son respaldados o “comploteados” con el gobierno, ya que todos buscan un beneficio personal llevando a Chiapas día con día a la vulnerabilidad en los diferentes fenómenos y ante cualquier riesgo.
    No existe un liderazgo comunitario bien ejercido que logre influir de manera correcta el desarrollo de actividades y toma de decisiones para un bien común, generando que se creen “grupos de choque” con sus propias reglas de las cuáles ni el gobierno ha logrado intervenir o hacer algo al respecto, sino al contrario, les otorga mayor fuerza y poder en su lugar de origen. Todo esto comienza a generar desorden, desplazamientos, violencia, ilegitimidad, cantidades de problemas sociales, económicos, ecológicos y demás que provocan que engradezca la pobreza de este estado.
    Por lo anterior, el término de “oclocracia” es bien integrado a lo que pasa en Chiapas, puesto que sí hacen uso de las fuerzas para obligar a que los gobernantes adopten las políticas, decisiones y demás, haciendo más fuertes a organizaciones que se manifiestan a base de violencia e ilegalidad. Por ello, el tener el poder con una mala gobernanza, lleva a que la democracia pierda fuerza y sea manipulada por una fuerza política.

    ResponderEliminar
  5. “Chiapas seguirá en pobreza, Viva la “oclocracia”.
    (Virginia G. Aranda Jan).

    Lo que nos hace concientizar la autora de este blog, es la falta de liderazgo que sufrimos en nuestro pueblo y es algo importante que no todo mexicano o chiapaneco conoce. Siento que toca puntos importantes como sucesos que han pasado en diversas zonas indígenas de los altos de Chiapas, como desplazamiento de personas, amenazas a los párrocos, balas perdidas, hostigamiento, desapariciones, en cada uno de estos casos, recalca su molestia y tristeza por todo lo que cruelmente está pasando nuestro pueblo.
    Comparto su impotencia que esto conlleva, pero siendo realistas, es un punto que no muchos concordamos, ya que no todo lo malo que pasa en nuestro pueblo es por culpa de un líder, ya que el pueblo está involucrado tanto externa como internamente, ya que no sólo es un tema de legitimidad o vulnerabilidad de nuestros líderes, si no del mismo pueblo.
    Por lo que es necesario que nuestra gente acumule fuerzas para saber negociar y pactar acuerdos claros y sólidos y no dejar que nos manipulen, así no dejaríamos todo en manos de nuestros ¨lideres¨ que solo busca favorecerse a ellos mismos.

    Mauricio Terán Vilchis

    ResponderEliminar
  6. Si queremos lograr un cambio en el estado es importante la participación, lograr alianzas, hacer que estos grupos organizativos tomen mayor poderío, y cambiar el tipo de gobierno, el cual busca mantener el control sobre la sociedad, con una ilusión de legitimidad, aprovechándose de la ignorancia de la comunidad, y que no permiten un desarrollo enfocándose en interés de unos pocos. Las cifras apuntan que Chiapas se ha quedado muy atrasado en los distintos factores y que aún queda mucho trabajo por hacer.

    ResponderEliminar
  7. Resalto estos 12 tipos de vulnerabilidad por que concuerdo que el estado los contempla y realmente los conoce, dicho tema ha llevado no solo al estado sino al país completo en una crisis de inseguridad y por lo consiguiente nos afecta también en los diferentes ámbitos tanto económico como la disminución de inversión extranjera por inseguridad, así como el crecimiento del PIB y uno de los más dolorosos desde mi punto de vista, centros logísticos, pues Chiapas es una puerta al mercado centroamericano y norteamericano, entonces el pueblo no sabe cómo proseguir, por lo cual el mismo pueblo responde con alianzas de autodefensas por la “incapacidad” que tiene el gobierno de persuadir esta gran ola que nos empapa a todos, entre más nos humanizamos como seres humanos vamos progresando como ciudad pues el punto más importante no es la monetización sino la cultura que se tiene como sociedad.

    ResponderEliminar
  8. En Chiapas cotidianamente se viven diferentes catástrofes en gran parte de los municipios de la región tanto sociales, económicos, políticos, ecológicos y culturales. Parece muy normal que en cada determinado tiempo surjan destrucciones, desplazamientos, desapariciones, etc. Y por más que estas acciones afecten a todas las personas, ningún individuo actúa ante ello. Es decir, se cree que los desastres pasan solo porque sí, pero no porque haya algo detrás. No existe la paz, todo el estado se encuentra en vulnerabilidad, y desafortunadamente el Gobierno es una basura.
    Wilches-Chaux (comp. 2018, art. Virginia Aranda, 2019) sugiere que la vulnerabilidad global está constituida por la articulación de once ángulos de la vulnerabilidad, entre los que se encuentra la vulnerabilidad física, la cual se refiere a los asentamientos humanos localizados en zonas de riesgo. El limitado acceso a los recursos se puede entender a través de la vulnerabilidad política, la cual se caracteriza por la centralización de recursos y por la restricción de toma de decisiones relacionada con aspectos social. De tal manera, esta última conduce a la vulnerabilidad social, resultado de las relaciones sociales irregulares que se establecen entre los mismos miembros de la comunidad y entre la comunidad y los grupos centralizados. Ahora consideremos que podemos reducir estos riesgos, la pregunta es, ¿Cómo lo haríamos?
    Considero que los gobernantes o encargados que tienen más recursos, pactos y alianzas son los que tienen más fuerza y controlan todo. No hay un dialogo, no están viendo por lo que la gente en verdad necesita. Se paran delante cámaras diciendo que el gobierno ha cumplido con mucho, diciendo que Chiapas está bien y en control, dejan atrás los verdaderos problemas, dejan atrás un gran estado que esta rico en cultura, costumbres, tradiciones, no consideran a las personas que podrían cambiar y poner en alto el prestigio del estado, todo eso se denigra cada vez más, dejando todo en manos de quienes no tienen ni la capacidad ni los estudios, ni si quiera el interés por que sus propias raíces crezcan y sean mejores. La Gobierno Oclócrata seguirá haciendo que Chiapas sea el estado donde alguna vez hubo, serán solo recuerdos, y con este descontrol muy pronto una ciudad en la que las personas vivan en desgracia total.

    ResponderEliminar
  9. Chiapas es visto desde tiempo atrás como uno de los estados más pobres y con mayor vulnerabilidad del país, es el estado que cumple con las cualidades que califican los 12 tipos de vulnerabilidades, y se llega a pensar en ocasiones que la razón de esta vulnerabilidad es de raíz económica, es cierto que ese factor es influyente sin embargo no es el principal. Además del abuso de poder y la permisiva de grupos de choque y la alta consideración que se les tiene también a los grupos indígenas para hacer y deshacer sin poder ser sancionados, escudándose en sus raíces lo cual no justifica las barbaridades y agresiones que estos grupos de personas llegan a ejecutar.
    Con respecto a la gobernanza, consideró que las cabecillas de los movimientos tienden a confundirlas con poder disfrazado de liderazgo en donde el líder es quien pone impone a su voluntad para buscar las metas y objetivos deseados por su movimiento sin embargo en muchas ocasiones si no es que en la mayoría las metas cambian radicalmente cuando al líder se le hacen propuestas que benefician en su mayoría a su persona y a sus allegados (No se dice abiertamente, pero es evidente). Dejando atrás la participación, así como la opinión de sus seguidores.
    Para finalizar y concluir; Chiapas sigue pobre y sufriendo porque quiere, porque se sigue confiando ciegamente en personas que “nos representan” cuando en realidad representan sus interese particulares. Seguimos haciéndonos “de la vista gorda” cuando actos de corrupción son evidente, es más en muchas ocasiones son normalizados y se acompañan de un “no pasa nada”. Es triste, pero es verdad.

    ResponderEliminar
  10. En Chiapas cada municipio tiene un candado en la mente, cuando un individuo quiere cambiar su ideología y abrir ese candado, el municipio explota y se desata un sinfín de acciones en edificios de dependencias gubernamentales, bloqueos carreteros, enfrentamientos entre la misma comunidad y todos esto siempre termina con saldos rojos. Todo esto sin ser
    sancionados, ya que en su mayoría son indígenas, lo cual no justifica los actos de violencia y movimientos sociales destructivos.

    ResponderEliminar
  11. Al fin hay muchos factores que se comienzan a acumular que comienzan a traer problemas en la sociedad, y es difícil de corregir o eliminar todos estos problemas que comienzan a surgir. Al fin todo depende de nosotros como personas ver un método para cambiar la sociedad y los sistemas de valoración que hay en ella ya que yo veo que es la principal causa de tanto conflicto en las diferentes sociedades.
    Actualmente estamos utilizando el mismo sistema de valoración a las cosas que ya ha existido por varios años: darle un precio o importancia a algo. En la sociedad actual se puede ver que se ve más importancia al poder, a ser más importante y a las cosas de valor (dinero, cosas materiales y otros elementos que reflejan la diferencia social) que el bienestar propio y de los que te rodean; nos estamos priorizando a solo los beneficios inmediatos.
    Con la mentalidad en solo beneficios

    ResponderEliminar
  12. La situación que se vive actualmente en Chiapas es indignante, tanto así que se llega a definir como un estado con un gobierno oclócrata, y esto se debe a la gobernanza que existe sin legitimidad, diversos sucesos y acciones denotan cada vez más el abuso de autoridad en el gobierno.
    Se han formado grupos de choque que ponen en jaque el poder político, usando el poder que el mismo gobierno les otorga. Lo que describe el artículo es completamente cierto y describe muy bien como Chiapas cada vez va cayendo más a tal grado de registrar un PIB nulo.
    Es triste ver como los gobernantes no toman ninguna clase de medida en contra de los distintos factores de vulnerabilidad y siguen aprovechándose del estado para obtener beneficios propios.

    ResponderEliminar
  13. El final del blog fue lo que más me impacto, como cerró con estas palabras tan simples y claras, englobando toda la situación en la que está Chiapas, me dejó pensando y haciéndome las mismas preguntas: ¿Quién esta atrás? ¿Quién pondrá orden en los factores?

    Nunca había puesto atención a la idea de que en Chiapas los únicos líderes son el gobierno y los grupos de choque de estos. No existen los grupos de interés, pero porque el pueblo así lo quiere, de verdad piensan que “así conviene” como menciona la arquitecta Virginia Aranda; no se interesan por la mejora del estado ni en alzar la voz tal vez porque ni siquiera se dan cuenta del nivel en el que estamos.

    - CAROLINA BARBA ESPINOSA

    ResponderEliminar