El trabajo de las mujeres que exponen su vida en los servicios de emergencia - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

lunes, 11 de marzo de 2019

El trabajo de las mujeres que exponen su vida en los servicios de emergencia



EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER, ME PERMITO COMPARTIR CON USTEDES UNA REFLEXION SOBRE EL TRABAJO DE LAS MUJERES QUE EXPONEN SU VIDA EN LOS SERVICIOS DE EMERGENCIA.
Por J. Raúl Cantón y Lara

 “Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.” Rosa Luxemburgo

Según la memoria anual de Bomberos de Chile del año 2017, de un total de 50.951 efectivos, únicamente 7.270 (14%) corresponden a mujeres, en Estados Unidos donde nos gusta tanto mirar el porcentaje de mujeres es cercano al 4% del total. Y esta burda estadística es un botón de muestra de un rubro que pareciera ser masculino por herencia.



Pero si vamos con detención, podemos dar cuenta que la presencia femenina no es reciente en este mundo. En 1818, Molly Williams, una esclava de la ciudad de Nueva York, se unió a una compañía de bomberos voluntarios transformándose en la primera bombera en el continente americano. Enriqueta Reyes González, en la década de los cincuenta, lideró la formación de una brigada de bomberos en Ranchuelo, Cuba. Como ellas, muchas otras mujeres se integraron a esta actividad en sus respectivos países.



La pregunta que uno debe hacer, conociendo ahora que la incorporación de la mujer a los cuerpos de bomberos no es reciente, pero no se comporta de manera uniforme respecto a los hombres, es ¿Cuáles pueden ser las causas que han impedido un igual desarrollo entre hombres y mujeres en el servicio contra incendios? Y eso se responde entendiendo que el servicio contra incendios no es ajeno a las problemáticas propias de la sociedad en que estamos insertos.



En el año 2012, Morales y Duarte, en la tesis de pregrado titulada Identidad femenina en mundos masculinos: El caso de las Bomberas y Bomberos de Chile, permiten establecer algunas conclusiones tangibles sobre la problemática.



 Cuesta comprender que la pregunta ¿Tienen mujeres en tu cuartel? Sea todavía una variable e indicador de algún extraño tipo de parámetro para muchos bomberos.



El acceso a la guardia nocturna no siempre es igualitario para mujeres en relación a los hombres, privando a las primeras de una importante instancia de crecimiento institucional y de experiencia en emergencias.



Las generaciones más antiguas poseen una visión masculina del rol bomberil, y al ser ellos parte importante de la concentración del poder institucional, se extrae las influencias que ellos mismos pueden ejercer en las decisiones macros o las asignaciones de roles y cargos dentro del servicio.



Ser mujer y joven vendría siendo una de las últimas posiciones en esta estructura de valoraciones bomberil, dando cuenta así de la autoimagen que tienen los bomberos varones de sí mismos, en tanto el “bombero tradicional” asoma como el hombre fuerte, héroe y eminentemente masculino. Por tanto, para que la mujer comience a emerger como bombera debe adquirir algunas caracterizaciones propias de lo masculino, formando entonces una identidad femenina masculinizada que se observa como un tránsito, un medio de esta disputa de identidades pero no un fin. (Morales, 2012)



La reflexión primaria apunta a visualizar estas brechas vigentes, tomarlas, evaluarlas y ocuparnos de cerrarlas. Porque los problemas sociales con asiento en el servicio contra incendio requieren de un involucrarse consciente, de entender que la ansiada equidad se logra con la suma de pequeñas acciones, entre ellas el acompañamiento fraterno hacia las compañeras de ideal, dando los espacios y apoyos necesarios para equilibrar la balanza.



El Dream Gap, por otro lado, esta brecha multifactorial que distancia a las niñas y el desarrollo de su total potencial, debe ser un asunto a tratar, y todos los insertos dentro de estas instituciones deben entender el inherente rol educativo que poseen.



El tejido social se encarga malamente de dar roles pre establecidos a niños y niñas, donde no existe cabida a la científica, la heroína empoderada o la Presidenta; está en nosotros romper esos modelos y trabajar por una sociedad más tolerante, justa y respetuosa de las libertades particulares de las personas y por sobretodo nuestras niñas y niños.



Debemos entender el impacto que creamos sobre las nuevas generaciones y forjar los cambios pertinentes para que cada día más niñas sepan que sus sueños carecen de género, que no existe limitante alguna para lograr lo que desean, que pueden ser ellas las comandantes del mañana, que pueden ser ellas quienes asuman los mandos operativos de las emergencias.



Quizás Rubén Dario equivocó sus palabras en 1888:

¡Gloria a aquel que sucumba en la lucha! Valeroso, sublime, esforzado; Gloria a aquel que al deber consagrado Salva vidas, riquezas, hogar. Bronces hay que sus cuerpos encarnen, Y el recuerdo del fiel compañero En el alma viril del Bombero Nunca, nunca se puede borrar.

Puede que “el alma viril del bombero” hoy no nos alcance, porque desde hace cientos de años que los corazones rojos laten bajo la cotona, porque lo que no se borrará nunca será la herencia de mujeres valientes que hierran, que abrieron camino en terrenos que se creían dominados por los hombres, porque cofrades como Anahí Garnica en Argentina, la Coronela Enriqueta de Cuba, Delfina Fonseca en Chile y otras tantas en el anonimato de la cotona son dignas e históricas representantes de una justa reivindicación de derechos y equidad.

Cómo mencionó Carl Sagan en su carta al explorers Club el año 1981:

“Si el Club restringe su membresía a los hombres, la pérdida será nuestra”.



Articulo para La Hermandad de Bomberos de Justin Lange C. (Miembro activo, Chile)



Lo que acabo de escribir, como se puede ver, es un artículo que fue publicado por la Hermandad de Bomberos, a la cual pertenezco, sin embargo, déjenme contarles, refiriéndome a nuestro hermoso país, México, en casi toda la República Mexicana hay más de tres mil mujeres integradas a los Cuerpos de Bomberos y a las organizaciones de atención a emergencias y apoyo a la población de manera profesional, ya sea de forma voluntaria o asalariada, y repito lo que en un párrafo anterior resalté:

Debemos entender el impacto que creamos sobre las nuevas generaciones y forjar los cambios pertinentes para que cada día más niñas sepan que sus sueños carecen de género, que no existe limitante alguna para lograr lo que desean, que pueden ser ellas las comandantes del mañana, que pueden ser ellas quienes asuman los mandos operativos de las emergencias, y le voy a contar algo sobre dos mujeres excepcionales, una de ellas Comandante de un cuerpo de bomberos.



BOMBERAS MEXICANAS

Podría compartirles las semblanzas de muchas de ellas pero, sería muy largo, y como dice el dicho, para muestra basta un botón, por lo cual únicamente les compartiré la reseña de dos de esas mujeres que inclusive exponen su vida a favor de la población mexicana.

Empecemos con platicarles la trayectoria de la Cmdte. Teresita de Jesús Ramírez Hernández, quien además de dedicarse profesionalmente a la atención, prevención y combate a siniestros y a la capacitación de personal de las corporaciones y brigadas de las empresas e instituciones, es ama de casa, atiende a sus hijos e inclusive nietos. 


Ingresó a trabajar en el cuerpo de bomberos, en 1991, en Huixquilucan, Estado de México.

En 1999, ingresó al cuerpo de bomberos de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, y fue la primera mujer sargento, instructora y responsable del campo de entrenamiento ubicado en las instalaciones de la Dirección General de Protección Civil y Bomberos de ese municipio.

Ahí se creo la academia de bomberos coordinado por Tere (así le decimos cariñosamente), por iniciativa de ella se convocó a un curso para pura mujer bombero, se esperaba tener un grupo de no más de 50 personas, claro fue una convocatoria a nivel nacional, se empezaron a inscribir y, ¡¡¡oh sorpresa!!!, solicitaron su inscripción más de 160 mujeres integradas a cuerpos de bomberos de todo el país, motivo por el cual se tuvo que suspender el registro, teniéndose que abrir otro grupo, al cual asistieron otras 140 mujeres bomberos. Ese año se capacitó a cerca de 300 mujeres.

Estos cursos para mujeres bomberos, se impartieron año tras año, desde el año 2004 hasta el año 2015.

Como dato curioso, debido a que el curso duraba dos días y no todas tenían recursos para pagar un hotel, y no había forma de proporcionar hospedaje a tantas mujeres, en un área con pasto, dentro de la central de bomberos de Atizapán de Zaragoza, se implementó un campamento con casas de campaña en donde pernoctaban las asistentes al curso, todo ello implementado y coordinado por la Cmdte. Tere Ramírez.

También fue la primera comandante en jefe del H. Cuerpo de Bomberos de Cuautitlán Izcalli, actualmente trabaja como analista técnico en protección civil, en el SAT.






El siguiente ejemplo es el de una mujer joven que apenas cuenta con 27 años de edad, casada, quien es técnico superior universitario en la carrera de paramédico, egresada de la Universal Tecnológica Del Valle de Toluca, de nombre Yésica Janeli Alvarado González








En noviembre de 2013 ingreso a laborar en la Cruz Roja Mexicana, delegación Naucalpan, en la cual permaneció únicamente 4 meses, debido a que se le presentó la oportunidad de ingresar como paramédico en la Dirección de Protección Civil, Ecología y Bomberos de Atizapán de Zaragoza, ahí comenzó su preparación como bombero.

Asistió al curso de  Mujeres bombero en materiales peligrosos y combate de incendios, también asistió a cursos de rescate, asistió a cursos en Rescue urban en el California Fire Department, otros cursos: Curso de Evacuación Aeromédica, varios seminarios de bomberos, Femenil Nocturno de Atención a Emergencias en Prehospitalaria, el Basic Life Support, varios cursos impartidos por el Hospital Central Militar, asistencia al Congreso Nacional de Medicina de Urgencias Pediátricas impartido por el Instituto Politécnico Nacional, cursos de intoxicación por animales de ponzoña, impartido por el hospital Enrique Cabrera, curso en Emergencias Pediátricas, entre  otros.

Desde el año 2016 a la fecha se encuentra laborando en la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos Cuautitlán Izcalli donde se desempeña como bombero paramédico, actualmente con el grado de teniente en atención prehospitalaria, y participando como instructor en el curso  intermunicipal de mujeres bombero del 2018, en ese mismo año (2018) fue Instructor en el curso de técnicas de rescate urbano, ambos cursos por parte de la Asociación Mexicana de Jefes de Bomberos, A.C., asociación a la que pertenece, y se sigue capacitando en protección civil y gestión integral del riesgo asistiendo constantemente al CENAPRED.



Como podrán ver, la primera, una mujer con una trayectoria muy larga además de haber conformado una hermosa familia, hasta con nietos, que además, me apoya como instructor en algunos cursos que yo imparto.



La segunda, una joven mujer, con un gran cumulo de conocimiento y que sigue preparándose.



Ambas, exponiendo su vida cada vez que salen a atender una emergencia, en beneficio de seres desconocidos por ellas, o para salvar propiedades de alguien ajeno.



Ellas son una pequeña muestra, de la preparación, profesionalización, ética y entrega de las mujeres bomberos, a quienes muchas personas les deben la vida o no haber perdido sus propiedades.



SON MUJERES HEROES ANONIMOS, a quien nuestro México les debe mucho. 



   

   

1 comentario: