INTOXICACIÓN Y MUERTE POR MONÓXIDO DE CARBONO - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

viernes, 4 de enero de 2019

INTOXICACIÓN Y MUERTE POR MONÓXIDO DE CARBONO

Esta temporada en Sonora, se han presentado condiciones de frío extremo que han preocupado a las autoridades sobre las consecuencias que pudieran producir al ser humano y al sector económico, algunos habitantes de diversos poblados hablan de que el antecedente a la tormenta invernal presentada como nevada en la primer semana de enero se remonta a la década de los ochentas, particularmente que llegara a localidades tan al sur de la línea fronteriza.

Los agricultores ya empiezan a prepararse para las reclamaciones a los seguros de los cultivos o a pedir apoyos extraordinarios por las temperaturas gélidas que han dañado diversos cultivos en la entidad, incluso como sucede año tras año, a provocar importante contaminación al aire por la quema de llantas o gavilla.

El propósito de ésta colaboración es tratar los efectos que la condición de frío extremo puede producir en las personas, particularmente en aquellas de situación vulnerable.

Primero y de manera breve hablaremos de la hipotermia o congelamiento, a temperaturas iguales o inferiores a 0°C los vasos sanguíneos comienzan a estrecharse, mediáticamente esto ayuda a preservar la temperatura corporal, el congelamiento o las lesiones por congelación es la condición médica donde la piel y otros tejidos son dañados a causa del frío extremo. En estas condiciones la persona no debe dormir y tiene que mantenerse consciente, ya que la pérdida de la consciencia por hipotermia es paulatina y no se apercibe que uno se está muriendo y por tal motivo a la muerte por congelación se la ha llamado la "muerte dulce".

Aquí vale la pena comentar el excelente trabajo que realizó la Administración Municipal de Hermosillo en las temporadas de invierno 2015, 2016 y 2017, ya que al pronosticarse temperaturas iguales o menores a los 5 grados Celsius, se activaba el programa interdependencias para salvaguardar la vida de las personas indigentes o en situaciones de calle y se emprendía una amplia difusión sobre las medidas de prevención. Este ejercicio se replica aunque no con la misma intensidad, éste invierno por la nueva Administración.

Por otro lado, tenemos el problema de la intoxicación y muerte por monóxido de carbono, particularmente en familias de situación vulnerable con viviendas precarias que utilizan anafres o calentones de leña. Con éste artículo recuerdo yo a Irisdea Aguayo Noriega, Directora de la Revista Viva Voz, hace como 20 años cuando nos convocó para analizar que se podía hacer ante ésta problemática, se plantearon diversas soluciones, incluso por académicos de la Universidad de Sonora, sin embargo no se encontró eco en las autoridades ni el sector empresarial, pero bueno, no ceja en su propósito, la difusión de diversas medidas de prevención en su revista, es prueba de ello.

La intoxicación por monóxido de carbono es también una muerte silenciosa, generalmente la víctima no se percató de su muerte. Es importante detectar los signos y síntomas para prevenirla, empieza con dolor de cabeza, seguida de nauseas y vómitos, mareos y cansancio, en estado más avanzado inicia el letargo y la confusión, continúa con desmayo o convulsiones para terminar en la muerte.


Ante estos primeros síntomas, abrir puertas y ventanas, mantener los ambientes bien ventilados y retirar a las personas que se encuentren en el lugar contaminado y en todos los casos, acudir al hospital más cercano.

Como prevenir:
1.  Evitar el uso de braseros, hornillas o el horno para calentarse, ni estufas a querosén o gas. Si no pueden hacerlo, apagarlo antes de ir a dormir, es preferible abrigarse con más ropa o cobijas.
2.  Mientras usa de día artefactos para calentarse, mantener siempre algún ambiente ventilado, dejando al menos 10 centímetros abierta una ventana.
3.  Está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado (comunicación de entrada y salida de aire al exterior) en dormitorios y baños.
4.  Verificar que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación.
5.  Revisar una vez por año por un especialista todo tipo de estufas, hornos y aparatos calefactores.
6.  Al encender el automóvil verificar que la cochera esté ventilada.

Este problema no es solo para vivienda precaria, en todas los hogares se puede presentar, basta con que los quemadores de estufa, horno o calentador de agua se encuentren descalibrados para generar una llama distinta a la de color azul para que esté produciendo monóxido de carbono. Para éste tipo de casas-habitación, independientemente de la recomendación número 5, la tecnología viene a prevenir tragedias a través de detectores de humo, que alerten de forma oportuna ésta anomalía.


Toma tus precauciones y Feliz año 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario