LA RESPUESTA SOCIALMENTE ORGANIZADA; etapa superior de la gestión del riesgo y de la protección civil. (Primera Parte) - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

LA RESPUESTA SOCIALMENTE ORGANIZADA; etapa superior de la gestión del riesgo y de la protección civil. (Primera Parte)


La protección civil nace, surge y yace en la sociedad. Los modelos a base del control que sobreponen a la autoridad por encima de la población como si esta fuera frágil e indefensa, han fracasado, el modelo es y siempre ha sido, el de la respuesta socialmente organizada. Es el futuro de la gestión del riesgo y la protección civil, en ella se incluye a la sociedad como corresponsable de la gestión prospectiva, correctiva y reactiva de sus riesgos, lo cual origina lo que yo denomino la “respuesta socialmente organizada” en la que la propia sociedad -en la gestión reactiva- reacciona a la amenaza o impacto de agentes destructivos en coordinación con las instancias oficiales de protección civil.

A manera de introducción, retomaremos una parte de lo que escribí en mí el blog anterior:

“Recientemente recibí una certificación por el Estado de Israel en Tel Aviv, en materia de Manejo de Situaciones de Emergencia, donde me capacitaron en métodos de organización social que sustentan la “respuesta socialmente organizada”.

En Israel (país quien por cierto al momento de escribir esto, es sometido al disparo de más de 500 misiles desde la Franja de Gaza por parte de sus enemigos árabes de Hamas), mientras los soldados pelean en las fronteras, la población, en un organismo denominado por ellos “la retaguardia”, se encarga de responder a los efectos adversos de los agentes destructivos que les impactan, ya sean naturales o antropogénicos (como es el caso de los ataques con misiles). Así podemos ver como la sociedad maneja a la perfección el Sistema de Comando de Incidentes y reacciona inmediatamente en lo que organismos oficiales, como podría ser la policía, o el Maguén David Adom que significa Estrella Roja de David (es el servicio nacional de emergencia y asistencia médica de desastre y ambulancia, así como banco de sangre, equivalente a la Cruz Roja), arriban y toman el control o se suman al comando. Esta forma de responder le llamo yo flexible, porque admite todo y todos pueden participar.

En mi reciente paso como Director de Protección Civil de la Delegación Miguel Hidalgo de la CDMX, junto con mi equipo de trabajo, construimos una organización social de respuesta a emergencias y desastres a la que se le denominó “Equipo Comunitario de Respuesta Urbana en Miguel Hidalgo” (ECRU-MH), en la que se plasmó la idea y el concepto israelí en la “respuesta socialmente organizada” en México; el equipo está compuesto por 50 mujeres y hombres pertenecientes a la sociedad en Miguel Hidalgo y fueron entrenados para organizadamente responder ante una emergencia o desastre en los primero minutos de los efectos adversos del impacto de un agente destructivo, antes de la llegada de las autoridades locales (como en Israel).

En México los esbozos de esta forma flexible de responder, donde el componente social tiene un papel preponderante, los encuentro en dos mecanismos de respuesta:

1. El Plan Operativo Volcán Popocatépetl, donde la sociedad en la zona de riesgo, allá en los 90s, fue preparada para al momento de ser alertada por medio de las campanas de las iglesias, reunirse de inmediato en esos templos religiosos, donde sin necesidad de esperar a que llegara la autoridad, los esperaban camiones que los evacuarían hacia sus refugios temporales.

2. El Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIAT-CT), el cual uno de sus cuatro componentes es la propia población (meteorólogos, medios de comunicación, autoridad y sociedad), quien en determinado nivel de alertamiento debería iniciar una evacuación -si se encuentra en zona de riesgo- hacia los refugios temporales.

Ambos mecanismos de coordinación de respuesta tienen años sin ser actualizados (más de 20 y 15 años respectivamente) y ante la modernidad y los dispositivos actuales de alertamiento que, si recorren la última milla y llegan a la población, requieren ya de ser renovados, porqué sus formas de alertar a la comunidad son totalmente obsoletas.”


La Respuesta Socialmente Organizada y la Sociedad Civil Organizada

Para empezar, tenemos que dejar muy en claro que existe una diferencia entre el concepto de respuesta socialmente organizada y lo que es la Sociedad Civil Organizada. En Efecto, la Sociedad Civil Organizada tiene mucho tiempo trabajando de manera permanente en las labores de auxilio en caso de amenaza o impacto de un agente destructivo; es así que tenemos a la Cruz Roja Mexicana y un sin número de grupos voluntarios y colegios de profesionales, que de manera activa y sin percibir directamente ningún beneficio oficial, han venido construyendo los mejores productos -al menos en los últimos seis años- en materia de gestión del riesgo y protección civil (sugiero leer Protección Civil Oficiosa Organizada VS Protección Civil Oficial Desorganizada).


Para una mejor comprensión de la diferencia que hay entre la respuesta socialmente organizada y la sociedad civil organizada, contextualicemos con apoyo en el sismo de 19 de septiembre de 2017; durante la respuesta en la Ciudad de México al evento sísmico ocurrido ese día, pudimos observar la repulsa que ofrecieron al mismo tres tipos de grupos:
  • Los tres ordenes de gobierno por medio de sus respectivos sistemas de protección civil.
  • La sociedad civil por medio de organizaciones y grupos voluntarios, con personal entrenado y capacitado para ayudar a la población.
  • Y finalmente, ese 19 de septiembre de 2017, vimos a un caudaloso río humano de “voluntariosos” (como los definió el Licenciado Rafael Pérez @rafael7_perez) personas con gran voluntad de colaborar en las labores de rescate, pero que, dada su desorganización e impericia, provocaban el efecto de estorbar y abrumar, a quienes de forma organizada estaban trabajando.

Ahora bien, en México tenemos muy pequeños esbozos de la respuesta socialmente organizada, como ya lo habíamos mencionado, pero en estricto sentido técnico, la respuesta socialmente organizada no existe aún, pero ha llegado el momento de construirla y aprovechar ese tercer grupo, esta gran fuerza de trabajo que representan estos “voluntariosos” para prepararlos y capacitarlos para trabajar de forma coordinada con las instancias oficiales y la sociedad civil organizada.

Luego entonces, la respuesta socialmente organizada es:


Ahora bien, retomemos un poco los dos sistemas de alertamiento que comenté anteriormente, El Plan Operativo Volcán Popocatépetl y el Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIAT CT) y analicemos en ellos como es que se iniciaban los primeros esbozos de lo que ahora es la respuesta socialmente organizada.


En los años 90s y primera década del siglo XXI, los sistemas de alerta temprana se basaban en la conjunción de cuatro elementos:

  1. La sociedad, que básicamente era el bien a tutelar o proteger por parte del sistema de alertamiento y que para efectos de este trabajo podemos considerar la incipiente respuesta socialmente organizada.
  2. Los gobiernos de los tres ordenes que encabezaban los respectivos sistemas de protección civil o sistemas reguladores.
  3. Los científicos, encargados de observar y monitorear el comportamiento del agente destructivo; y
  4. Los medios de comunicación, quienes tenían la tarea de difundir los alertamientos.




En esta etapa, se pretendía que la población, una vez informada por los medios de comunicación o por los mecanismos que se utilizaban en ese entonces para informar sobre la presencia de una amenaza, reaccionara de tal forma que -aquellas que se encontraran en zonas de riesgo- se dirigieran a los refugios temporales.


Durante mucho tiempo, estos sistemas resultaron novedosos y fueron de gran utilidad, sin embargo, el paso de los años nos fue demostrando que había graves fallas, las cuales en la actualidad es menester superar, sobre todo si consideramos que en el mejor de los casos estos sistemas tienen al menos 15 años sin transformarse.

Es así como en el Sistema Nacional de Protección Civil, se iniciaban los pequeños y frágiles esfuerzos de la sociedad por pasar de ser un ente protegido a ser corresponsable de la gestión de sus riesgos.

En las próximas entregas analizaremos como se fue transformando el mundo y como en México vivimos un momento coyuntural que nos permitirá iniciar la construcción de la Respuesta Socialmente Organizada.

Nos vemos en la próxima entrega y no olvides leerme en Tweeter en la cuenta @Metaemergencia y en Facebook en la cuenta METAEMERGENCIA MX.


6 comentarios:

  1. Excelente aportación, en México, parte del problema consiste en que se lee poco a los especialistas. Ideas como las propuestas en este artículo, fueron planteadas desde la década de los 80s por los geógrafos y antropólogos que estudiaban la respuesta social ante desastres. Sin embargo, por NO leer, por NO analizar y NO actualizar el modelo, quedamos rezagados como sociedad y el 2017 se presentó un escenario de respuesta bastante similar al de 32 años atrás. Solamente que fue mayor por el llamado que se hizo por medio de las redes sociales.
    A punto de iniciar 2019, da gusto leer que los antropólogos y geógrafos tenían razón en que la respuesta socialmente organizada era el mejor procedimiento. Ojalá que ahora sí se fomente y no sea ignorada otros 30 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Ray y te citaré en las próximas entregas; el tema tiene mucho que dar y merece que le demos mucha atención. Me preocupa que hay quien aun confunde a la respuesta de la Sociedad Civil Organizada con la respuesta socialmente organizada. Lo aclararemos bien.

      Eliminar
  2. Muy buenos días, me parece muy interesante su blog, ojalá pudiese nos compartir mucho más comentarios y transmitir emergencias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya he pensado mucho escribir sobre las 203 emergencias nacionales y 14 internacionales que me tocó participar; ahí hay mucho material, errores y aciertos que fueron construyendo, poco a poco los siguientes pasos en materia de manejo de crisis.

      Eliminar
  3. Alejandro @testigocreacion13 de diciembre de 2018, 22:46

    Gracias por permitirme ser parte del ECRU MH.

    Creo que urge el que la sociedad civil estemos preparados, organizados y conocer los protocolos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tu ya sabes, la respuesta Socialmente Organizada es el futuro, seguirán creciendo

      Eliminar