¡Como no ser un Instructor Light? - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

domingo, 11 de noviembre de 2018

¡Como no ser un Instructor Light?


El día de hoy retomo las palabras de nuestro amigo el Ing. Manuel Alejandro Acevedo Boggero, en un artículo que escribió hace ya algunos años, y que desde mi punto de vista sigue siendo bastante aplicable, los dejo con lo escrito por el colega y lo comentamos en los comentarios con mucho gusto, Saludos a todos.
Lic. Cecilia Acosta



¡Como no ser un Instructor Light?
¿Cómo no ser un instructor Light?

Un Hombre Light se define como aquel individuo materialista, que solo vive para alcanzar el éxito, que solo compra y le interesa el dinero. Por lo que es un hombre inseguro, infeliz y vulnerable. Finalmente es un hombre vacío. Si esto lo tenemos que traducir a un instructor que por ende tiene que trabajar para una empresa o por sí mismo para subsistir, debe de luchar todos los días por conseguir cursos y/o trabajo.

En México, existe un mercado muy competitivo y desleal en lo que a capacitación se refiere, hay empresas y personas que solo lucran con la necesidad de un mercado sin impórtales el cómo, engañan, mienten, inventan y prostituyen el oficio de instructor. No tienen ni la más remota idea de lo que es impartir un curso, no hay diseño, no hay planeación, se improvisa y eso es lo que está pasando en nuestro país.

El problema va más allá, si las autoridades correspondientes no hacen algo al respecto estas malas prácticas nunca terminaran. Pero, ¿y el participante qué?, ¿no investiga antes?, ¿no pide referencias?, muchas veces se confían o por recomendaciones llegan a este tipo de lugares y con este tipo de personas. Como podemos darnos cuenta es un problema de ambas caras de la moneda.

Para no ser una empresa light, pero mejor aún un instructor light debemos primero que nada creérnosla, sentir esa pasión que se siente antes de dar un curso, en lo particular puedo compartir que siempre antes de empezar un curso y eso que llevo más de 13 años haciéndolo, me tiemblan las manos, sudo en frio, para mí eso es la pasión por lo que hago, la capacitación es mi vida, el día que deje de sentir eso, se me acabo el interés.

Aquí bien cabe una de las frases que dice “Trabaja en algo que ames y nunca trabajaras el resto de tu vida”. Para poder transmitir un conocimiento de forma adecuada, debes estar en paz y bien contigo mismo y eso lo logras preparándote, estudiando, capacitándote continuamente, siendo mejor hombre, esposo, padre, hermano, amigo y socio y después de lograr ese equilibrio y sin dejar de lado la salud que juega un papel muy importante en el rol de un instructor ya que si no se está bien en ninguno de los aspectos antes mencionados eso se transmite. Duerme lo suficiente y aclara tus dudas.

Si logramos ese equilibrio podemos ser mejores cada día en lo que hacemos y así evitaremos ser un instructor light. Al estar preparado vas ser una persona más segura, más confiable y tus conocimientos y ejemplos tendrán una coherencia con lo que dictas en cada curso. Para no ser un instructor light evita las malas prácticas de instrucción, no tomes a la ligera lo que estas impartiendo, llena tus formatos, califica los exámenes en tiempo y forma, da un seguimiento a los participantes, retroaliméntate, con esto y otras cosas podríamos lograrlo. ¿Y qué podemos decir de las presentaciones por ejemplo?, bajadas de internet, nos vamos por la fácil, solo cambiamos logos y listo, porque a veces ni la letra y al no ser tuya tiendes a tener dificultades en algún momento.

También debemos de aprender de nuestros errores y aceptarlos porque somos humanos y nunca debemos de olvidarnos de ello. Humanos tratando con Humanos, somos seres pensantes que nunca dejamos de aprender, de vivir y de sentir. Para no ser un instructor light, tienes que ser mejor cada día recuperando los valores esenciales de la vida: amor, comprensión, respeto y a su vez encontraras orden y siendo constante y con voluntad podrías ser el mejor instructor del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario