Sin equipo las Unidades Municipales de Protección Civil de Colima - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

martes, 11 de septiembre de 2018

Sin equipo las Unidades Municipales de Protección Civil de Colima


Por Raymundo Padilla Lozoya*

Los cambios de administración en los municipios vulneran a las Unidades Municipales de Protección Civil y a la sociedad cuando se realizan de manera inadecuada o irresponsable. Lo más común es que el nuevo alcalde nombre como director a su compadre o familiar (cometiendo nepotismo), o que designe a quien carece de la experiencia suficiente y de la capacitación acreditada para desempeñar esa importante labor. Es frecuente también que el puesto directivo se ofrezca a ciertos personajes que participaron en la campaña del candidato o por el pago de algún compromiso político.

Los munícipes deben saber que una mala decisión puede propiciar la muerte de ciudadanos, y en el menor de los casos un retroceso en el desarrollo de la Gestión Integral de Riesgos y Desastres localmente. Es decir, que designar a un incompetente, al menos, perpetúa los vicios actuales e impide mejorar la profesionalización de la atención de emergencias, y dificulta el camino hacia un modelo basado en la prevención de desastres y la reducción de riesgos. Esto ha ocurrido en Colima, es tal el retroceso en materia de Protección Civil, que pasarán muchos años para que se profesionalice y equipe de manera adecuada a las unidades municipales. Pero sobre todo, se ha demorado muchísimo la integración de la sociedad en la gestión de riesgos, como lo demandan las estrategias internacionales.
También es importante el procedimiento de transición administrativa, sobre todo cuando se pasa la dirección de Protección Civil de un partido a otro. Se ha dicho que la Protección Civil no debiera tener partidos políticos, sin embargo la realidad es que los nuevos administradores pocas veces respetan la profesionalización y deciden los puestos basados en sus criterios políticos o económicos. 

En el caso de Colima, durante la pasada elección de representantes populares, el PRI-Verde Ecologista resultaron favorecidos por el voto popular en dos municipios: Coquimatlán y Minatitlán. En el marco de ese escenario, el director estatal de protección civil (perpetuado en el puesto por varios gobiernos priístas cuestionados) ordenó retirar el equipamiento –asignado en comodato- a todas las unidades municipales, dejándolas con lo mínimo y desprotegiendo a la sociedad.
Durante el mes de septiembre, y con motivo de los festejos patrios, se han presentado incendios. Históricamente en septiembre se han reportado sismos muy intensos. Septiembre es, con octubre, uno de los meses con mayor presencia de huracanes de mayores categorías. En dicho mes se presentan sistemas convectivos de mesoescala que detonan rápidas e intensas lluvias e inundaciones y colapsan parte del arbolado en las vías carreteras.
Aún así, y por oficio, desde los primeros días de septiembre se les retiró a las unidades municipales el equipamiento para atender emergencias. Por ejemplos:

Unidad Municipal Colima: camioneta RAM, motosierras, plantas generadoras de electricidad, bombas de agua, radios, entre otros
Unidad de Ixtlahuacán: dos vehículos, radios, generadores y computadoras, entre otros
Unidad de Villa de Álvarez: radios y computadoras, etc
Unidad de Comala: el único camión de bomberos y equipo diverso

Con esta acción, las unidades municipales, -de por sí necesitadas de equipo-, han quedado más desprovistas e incomunicadas. Y la población se encuentra en mayor riesgo de desastre, debido a que será más difícil atender emergencias.
Las unidades municipales han sido afectadas con sustento en las leyes, -pero sin el mínimo sentido común- en amparo de lo dispuesto por la Ley de Adquisiciones y Arrendamientos del Sector Público del Estado de Colima, la Ley de Responsabilidad Patrimonial del Estado de Colima, y la Ley Estatal de Responsabilidad de los Servidores Públicos del Estado de Colima. Sin embargo, con esta disposición, se afectan las capacidades de respuesta ante emergencias de las unidades municipales por más de un mes, pues hasta octubre iniciarán las nuevas administraciones. Y luego tomará semanas de gestión el equipo y la entrega, si hubiera disponible.

Con esta medida “oficial”, los nuevos directores tendrán que acudir a rendir pleitesía al director estatal de protección civil y le rogarán por el equipo necesario para atender las emergencias que se pueden presentar en cualquier momento. De esa manera, el vitalicio funcionario someterá a su control a los nuevos directores y se perpetuará en el puesto. Cabe precisar que el director estatal no cuenta con capacitación ni certificación recientes y en su carrera académica ni siquiera cursó la secundaria, aún así, las autoridades estatales han depositado en él la protección y la vida de miles de colimenses. Y sin la capacitación profesional que demanda el puesto, toma decisiones sumamente importantes, como lo relacionado con el equipamiento de las unidades municipales. Pero es posible que estas acciones han sido aprobadas tanto por el gobernador del estado como por su secretario de gobierno, responsables de la titularidad en la Unidad de Protección Civil Estatal y de la protección de los ciudadanos.


* Periodista, historiador y antropólogo, especialista en riesgos y desastres, Universidad de Colima. Más publicaciones: https://ucol.academia.edu/Raypadillalozoya

No hay comentarios:

Publicar un comentario