¿Prácticas o estrategias? - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

jueves, 18 de enero de 2018

¿Prácticas o estrategias?

Por Raymundo Padilla Lozoya
 
En el caló de distintas profesiones, pero sobre todo entre las entrevistas que se le hacen a los gestores integrales de riesgos y desastres es común escuchar que se refieran a “estrategias”. Pero me parece que no se reflexiona el sentido estratégico y que lo más común es hablar de “prácticas”, más que de “estrategias”. Antes de avanzar quiero precisar que mi enfoque crítico se sustenta con lecturas de conceptos que están enlazados con las ciencias sociales y las humanidades. En tales disciplinas es común analizar términos y conceptos con el fin de comprender su profundidad, la dimensión conceptual y su aplicación práctica o analítica.
En su definición más esencial, el Diccionario de la Lengua Española define “práctica” como: “Dicho de un conocimiento: que enseña el modo de hacer algo; que piensa o actúa ajustándose a la realidad y persiguiendo normalmente un fin útil; Que comporta utilidad o produce provecho material inmediato; uso continuado, costumbre o estilo de algo”. Por esto considera que regularmente se trata de “prácticas” y no de “estrategias” propiamente.
¿Preparar el carbón para un asado requiere de práctica o de una estrategia?
En cambio, el Diccionario Cambridge define “strategy” -en el idioma inglés- como un plan detallado para lograr el éxito en situaciones como la guerra, la política, los negocios, la industria o el deporte, o la habilidad de la planificación de este tipo de situaciones. En el idioma castellano, la Real Academia de la Lengua Española define estrategia como el arte de dirigir las operaciones militares o un asunto, y se entiende que es un proceso regulable, un conjunto de reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento. Por lo anterior, es notable en las definiciones que la “práctica” tiene un marco más acotado con relación a la “estrategia” y que las “prácticas” se vinculan a la utilidad y la pericia asociada a cierto procedimiento simple.
Precisar las definiciones técnicas podría parecer un ejercicio ocioso, sin embargo no lo es, debido a que durante décadas se han debatido las prácticas y las estrategias entre disciplinas como la antropología, historia, biología, ecología y desde hace un par de décadas se han sumado los especialistas en gestión integral de riesgos y desastres (1). Ese debate teórico y empírico ha permitido que incluso entre disciplinas tan cercanas como la historia y la antropología se noten diferencias, por ejemplo Herman Konrad, uno de los antropólogos pioneros de los estudios de la influencia de los huracanes en las sociedades se refirió a “estrategias de sobrevivencia o subsistencia”; el antropólogo Anthony Oliver-Smith y la historiadora-antropóloga Virginia García Acosta han aludido a “estrategias adaptativas”; y el historiador Greg Bankoff ha utilizado varios términos tales como “estrategias”, “coping mecanisms o mecanismos para enfrentar”, “prácticas” y “cultural coping mecanisms o mecanismos culturales para enfrentar”. Cabe precisar que también Oliver-Smith utiliza suele referir “adaptative respond o respuestas adaptativas” y “practics strategies o prácticas estratégicas” (2).
Por lo anterior, propongo reflexionar la definición de “prácticas” con base en la complejidad de la acción y en el período de duración. En este sentido, las prácticas son las actividades simples que realizan los individuos o grupos, con cierta recurrencia, ante un escenario adverso, por el cual es necesario efectuar determinadas acciones concretas y delimitadas por un período de días, semanas, meses y años, en ciertos casos. Y las estrategias son las actividades complejas que conllevan los siguientes elementos 1) una planeación organizada, amplia, grupal o institucional, 2) que incluye una cobertura grupal, local, digamos una entidad federativa o incluso una mayor escala nacional o internaciones, pero además cuenta con 3) recurrencia o frecuencia durante un período considerable de años, décadas e incluso siglos.
Por lo anterior y con base en la complejidad que subyace al identificar una planeación, cobertura y frecuencia, las “estrategias antiguas son identificables preferentemente a través de un detallado análisis histórico, que incluye una amplia perspectiva diacrónica para identificar la presencia de un plan, arreglos, escala y ajustes pertinentes, efectuados para mejorar el procedimiento estratégico durante un período de larga duración. En cambio, las prácticas son notables por medio de la observación o evidencias etnográficas de ciertas actividades que son comunes para responder de manera sencilla, por ejemplo ante algún fenómeno natural; cabe precisar que también son sincrónicas o coyunturales, se presentan en un contexto particular y permiten enfrentar una situación, que podría ser amenazante o percibida como peligrosa para ciertos individuos o grupos.
¿Proteger a las tortugas golfinas ante su posible extinción requiere de una práctica o de una estrategia?
Es necesario realizar estas precisiones porque también en gran parte de la literatura especializada en riesgos, desastres y resiliencia se alude a “prácticas” y “estrategias” como sinónimos y NO lo son, porque como se explicó, son procesos de distinta complejidad. Pero es muy importante estudiar las prácticas y las estrategias porque muestran el tipo de relaciones que las sociedades mantienen con las manifestaciones de la naturaleza y las maneras como responden ante ciertas situaciones críticas como los desastres.
(1) Véase Lavell, Alan 2010 “Unpacking Climate Change Adaptation and Disaster Risk Management: Searching for the Links and the Differences: A Conceptual and Epistemological Critique and Proposal”, en Secretaría General de FLACSO y la Network for the Social Study of Disaster Prevention in Latin America, en prensa.
(2) Entre los aportes antropológicos más recientes de evidencia de estrategias adaptativas destaca el trabajo de García-Acosta, Virginia, Joel Francis Audefroy y Fernando Briones (coords.) 2012 Estrategias sociales de prevención y adaptación, Foncicyt, CIESAS, Conacyt, Ciudad de México; y Padilla Lozoya, Raymundo 2014 Estrategias adaptativas ante los riesgos por huracanes en Cuyutlán, Colima y San José del Cabo, Baja California Sur, tesis doctoral en Antropología, CIESAS, Ciudad de México; Padilla Lozoya, Raymundo 2017 “La estrategia simbólica ante amenazas naturales y desastres entre España y México”, revista de Historia moderna. Anales de la Universidad de Alicante, no. 35, pp. 116-148.

* Periodista, historiador y antropólogo. Publicaciones recientes: https://ucol.academia.edu/Raypadillalozoya

No hay comentarios:

Publicar un comentario