- Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

lunes, 25 de diciembre de 2017




TRES MESES – TRES MESES, ¿Y?
Como todos sabemos, el 19 de septiembre impactó a la Ciudad de México un sismo de Mw 7.1 Richter, por la cercanía de epicentro, a escasos 120 Km. y la trayectoria de las ondas sísmicas, los daños se concentraron a lo largo de la zona de transición, el por qué y cómo ya se explicó ampliamente pero, con respecto a la respuesta de la sociedad y de las autoridades pareciera que fue una copia fiel de lo sucedido el 19 de septiembre de 1985, y no nada más del de 1985, lo mismo sucedió  en 1957, tal parece que es un compartimiento innato del mexicano.
Se podría pensar que como a partir de 1986 se creó la protección civil en el país, así como leyes, normas, reglamentos, términos de referencia, dependencias municipales y delegacionales, estatales, una coordinación nacional dependiente de la Secretaría de Gobernación, todo iba a ser diferente ante un suceso como los acontecidos los dos 19 de septiembre, pero ¡¡¡oh sorpresa¡¡¡, no nada más coincidieron las fechas también coincidieron las reacciones y las actuaciones ante los sucesos, la sociedad civil reaccionó inmediatamente sobre pasando en mucho a quien debería haberlo hecho, porque para eso están y para eso les pagan, Metaemergencia a dicho varias veces, “SI LOS DESASTRES SON SOCIALMENTE CONSTRUIDOS, ENTONCES LA RESPUESTA A LAS EMERGENCIAS Y DESASTRES DEBER SER TAMBIEN SOCIALMENTE CONSTRUIDA”, ¿y que creen?, la respuesta a la emergencia del 19 de septiembre fue socialmente construida.
La protección civil en manos de las autoridades le ha costado al pueblo mexicano muchos millones de pesos y, ¿ha servido de algo?.
¿La Ley General de Protección Civil, las leyes estatales de protección civil, las normas, reglamentos, términos de referencia, han servido de algo?, ahora ya está en manos de la Cámara Alta el proyecto de modificación de la Ley General de Protección Civil, en dicho proyecto se establece entre los fenómenos perturbadores, “Fenómenos del Espacio Exterior – antes llamados Fenómenos Astronómicos”, y los definen como “Eventos o procesos provenientes o causados por fenómenos del espacio exterior, incluidos eventos del clima espacial y objetos próximos a la tierra que pudieran interactuar con ésta, ocasionando situaciones que generen perturbaciones que pueden ser destructivas tanto en la atmósfera como en la superficie terrestre, entre ellas se cuentan, las tormentas solares, las tormentas geomagnéticas y el impacto de meteoritos”, la pregunta es, ¿eso no se sale del ámbito de la República Mexicana?, una situación como la ahí planteada involucraría varias naciones, según yo, pero lo más más importante, si el gobierno no pudo reaccionar y actuar adecuadamente ante un sismo, a tal grado que se vio ampliamente rebasado por la sociedad civil, ¿podrían tomar las decisiones adecuadas y actuar correctamente ante una situación así?, en una reunión en la que yo participé para revisión del programa interno de protección civil, en una dependencia del gobierno, personal de la Coordinación Nacional de Protección Civil –SEGOB-, me cuestionaron que faltaba incluir en dicho programa los fenómenos atmosféricos, casi me hago de la risa, les dije, ok, voy a poner que en caso de que las instalaciones sean impactadas por un meteorito se metan debajo de sus escritorios.   
En lo que respecta a la Gestión Integral del Riesgo, la definen como: “El conjunto de acciones encaminadas a la identificación, análisis, evaluación, control, y reducción de los riesgos, considerándolos por su origen multifuncional y en un proceso permanente de construcción que involucra a los tres niveles de gobierno así como a los sectores de la sociedad . . .”, aquí la pregunta es, ¿entonces la gestión integral del riesgo no se puede realizar si no están involucrados a los tres niveles de gobierno y los sectores de la sociedad?
 En fin, podría seguir con ello pero, eso será materia de un análisis posterior, retomando el tema que nos ocupa, la sociedad civil, no las autoridades de protección civil, la sociedad civil fue quien inmediatamente reaccionó y enfrentó la situación, sociedad que no estaba preparada para ello, aparentemente, sin capacitación, sin adiestramiento, sin experiencia, sin equipo especializado, sin una organización establecida, tomó la dirección y control de la situación e inmediatamente empezó a trabajar, todo ello hasta que horas después intervino la autoridad desordenando todo e interfiriendo con lo que se estaba haciendo, con sus honrosas excepciones, como en Iztapalapa.
Han transcurrido tres meses y las personas damnificadas siguen damnificadas, hubo una gran cantidad de donativos económicos para el apoyo a damnificados y reconstrucción de viviendas, está el FONDEN, y ni la autoridad federal ni la local han hecho lo que deberían de haber hecho.
Medios y recursos se tienen, lo que falta en voluntad y capacidad para hacer las cosas pero, ¿quiénes están como cabezas del Protección Civil Federal y de la Ciudad de México?, hasta quieren otorgarles créditos (BLANDOS) a quienes perdieron todo, y una mísera cantidad para sobrevivir, la cual por cierto era por tres meses los cuales ya concluyeron, ¿y todo el dinero del FONDEN y de las aportaciones internacionales que se recibieron?
Están analizando el proyecto de modificación a la Ley General de Protección Civil, la cual, es cierto, tiene muchos aciertos, pero también tiene muchas aberraciones pero, ¿por qué no se establece un procedimiento de actuación y reacción inmediata en caso del impacto de algún fenómeno natural en alguna zona vulnerable?, es cierto, es cierto, que hay que transitar de la reacción a la prevención, ¿y en
TRES MESES – TRES MESES, ¿Y?
Como todos sabemos, el 19 de septiembre impactó a la Ciudad de México un sismo de Mw 7.1 Richter, por la cercanía de epicentro, a escasos 120 Km. y la trayectoria de las ondas sísmicas, los daños se concentraron a lo largo de la zona de transición, el por qué y cómo ya se explicó ampliamente pero, con respecto a la respuesta de la sociedad y de las autoridades pareciera que fue una copia fiel de lo sucedido el 19 de septiembre de 1985, y no nada más del de 1985, lo mismo sucedió  en 1957, tal parece que es un compartimiento innato del mexicano.
Se podría pensar que como a partir de 1986 se creó la protección civil en el país, así como leyes, normas, reglamentos, términos de referencia, dependencias municipales y delegacionales, estatales, una coordinación nacional dependiente de la Secretaría de Gobernación, todo iba a ser diferente ante un suceso como los acontecidos los dos 19 de septiembre, pero ¡¡¡oh sorpresa¡¡¡, no nada más coincidieron las fechas también coincidieron las reacciones y las actuaciones ante los sucesos, la sociedad civil reaccionó inmediatamente sobre pasando en mucho a quien debería haberlo hecho, porque para eso están y para eso les pagan, Metaemergencia a dicho varias veces, “SI LOS DESASTRES SON SOCIALMENTE CONSTRUIDOS, ENTONCES LA RESPUESTA A LAS EMERGENCIAS Y DESASTRES DEBER SER TAMBIEN SOCIALMENTE CONSTRUIDA”, ¿y que creen?, la respuesta a la emergencia del 19 de septiembre fue socialmente construida.
La protección civil en manos de las autoridades le ha costado al pueblo mexicano muchos millones de pesos y, ¿ha servido de algo?.
¿La Ley General de Protección Civil, las leyes estatales de protección civil, las normas, reglamentos, términos de referencia, han servido de algo?, ahora ya está en manos de la Cámara Alta el proyecto de modificación de la Ley General de Protección Civil, en dicho proyecto se establece entre los fenómenos perturbadores, “Fenómenos del Espacio Exterior – antes llamados Fenómenos Astronómicos”, y los definen como “Eventos o procesos provenientes o causados por fenómenos del espacio exterior, incluidos eventos del clima espacial y objetos próximos a la tierra que pudieran interactuar con ésta, ocasionando situaciones que generen perturbaciones que pueden ser destructivas tanto en la atmósfera como en la superficie terrestre, entre ellas se cuentan, las tormentas solares, las tormentas geomagnéticas y el impacto de meteoritos”, la pregunta es, ¿eso no se sale del ámbito de la República Mexicana?, una situación como la ahí planteada involucraría varias naciones, según yo, pero lo más más importante, si el gobierno no pudo reaccionar y actuar adecuadamente ante un sismo, a tal grado que se vio ampliamente rebasado por la sociedad civil, ¿podrían tomar las decisiones adecuadas y actuar correctamente ante una situación así?, en una reunión en la que yo participé para revisión del programa interno de protección civil, en una dependencia del gobierno, personal de la Coordinación Nacional de Protección Civil –SEGOB-, me cuestionaron que faltaba incluir en dicho programa los fenómenos atmosféricos, casi me hago de la risa, les dije, ok, voy a poner que en caso de que las instalaciones sean impactadas por un meteorito se metan debajo de sus escritorios.   
En lo que respecta a la Gestión Integral del Riesgo, la definen como: “El conjunto de acciones encaminadas a la identificación, análisis, evaluación, control, y reducción de los riesgos, considerándolos por su origen multifuncional y en un proceso permanente de construcción que involucra a los tres niveles de gobierno así como a los sectores de la sociedad . . .”, aquí la pregunta es, ¿entonces la gestión integral del riesgo solo se da o se realiza involucrando a los tres niveles de gobierno y a los sectores de la sociedad?
 En fin, podría seguir con ello pero, eso será materia de un análisis posterior, retomando el tema que nos ocupa, la sociedad civil, no las autoridades de protección civil, la sociedad civil fue quien inmediatamente reaccionó y enfrentó la situación, sociedad que no estaba preparada para ello, aparentemente, sin capacitación, sin adiestramiento, sin experiencia, sin equipo especializado, sin una organización establecida, tomó la dirección y control de la situación e inmediatamente empezó a trabajar, todo ello hasta que horas después intervino la autoridad desordenando todo e interfiriendo con lo que se estaba haciendo, con sus honrosas excepciones como en Iztapalapa.
Han transcurrido tres meses y las personas damnificadas siguen damnificadas, hubo una gran cantidad de donativos económicos para el apoyo a damnificados y reconstrucción de viviendas, está el FONDEN, y ni la autoridad federal ni la local han hecho lo que deberían de haber hecho.
Medios y recursos se tienen, lo que falta en voluntad y capacidad para hacer las cosas pero, ¿quiénes están como cabezas del Protección Civil Federal y de la Ciudad de México?, hasta quieren otorgarles créditos (BLANDOS) a quienes perdieron todo, y una mísera cantidad para sobrevivir, la cual por cierto era por tres meses los cuales ya concluyeron, ¿y todo el dinero del FONDEN y de las aportaciones internacionales que se recibieron?
Están analizando el proyecto de modificación a la Ley General de Protección Civil, la cual, es cierto, tiene muchos aciertos, pero también tiene muchas aberraciones pero, ¿por qué no se establece un procedimiento de actuación y reacción inmediata en caso del impacto de algún fenómeno natural en alguna zona vulnerable?, tenemos muchos especialistas, personal sumamente preparado, equipo para rescate de última generación, un grupo excelente de perros de búsqueda y mucho más, ¿se tiene registro de alguna persona de la sociedad civil que intervino en los rescates y lo haya hecho mal?, ¿de alguien que se haya accidentado?, no solamente se hizo  sino que se hizo bien, y la sociedad civil lo hizo, hasta se improvisaron y crearon códigos de comunicación.
Bueno, como dice Metaemergencia, devolvámosle a la sociedad civil lo que le pertenece, PROPONGO HACER LO QUE EL GOBIERNO NO HACE, ESTABLECER PROTOCOLOS O PROCEDIMIENTOS DE ACTUACIÓN POR LA SOCIEDAD CIVIL PARA SITUACIONES COMO LA DEL 19 DE SEPTIEMBRE, CLARO INVOLUCRANDO A LOS ESPECIALISTAS QUE YA EXISTEN, NO HAY QUE TRATAR DE INVENTAR EL AGUA TIBIA, ÚNICAMENTE HAY QUE ORGANIZARSE Y COMO YA DIJE, ESTABLECER PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN DE REACCIÓN INMEDIATA.        
RECIBAN UN FUERTE ABRAZO CON MIS MEJORES DESEOS, QUE EL AÑO 2018 LES DEPARE MUCHOS ÉXITOS Y QUE SI TENEMOS UNA SITUACIÓN COMO LA DEL 19 DE SEPTIEMBRE, SEPAMOS CÓMO ACTUAR Y TENGAMOS LA CAPACIDAD PARA ELLO.
Un fuerte abrazo de su amigo, J. RAUL CANTON Y LARA


No hay comentarios:

Publicar un comentario