ÉTICA..... ¿Profesional? - Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

viernes, 17 de noviembre de 2017

ÉTICA..... ¿Profesional?

Ante tantas tragedias que ocurren en nuestro país que, poniendo las cosas en orden y en su justa dimensión tienen siempre un origen antrópico, éste tema tan relevante y subjetivo para el desarrollo profesional de cada individuo, desde mi punto de vista, los comentarios que se hagan, estarán dirigidos única y exclusivamente a nuestro yo interno, entonces, quedarán para que podamos hacer una auto evaluación sobre los pros y los contras que nuestra conducta personal y profesional genera ante la sociedad, no en la que vivimos, sino en la que convivimos.

A final de cuentas, todas nuestras actitudes deben de estar dirigidas al beneficio de nuestro cliente e indirectamente de la sociedad, ya que de eso depende nuestra supervivencia profesional ante el entorno de libre competencia en que estamos inmersos desde hace ya algunos años. Vienen algunas preguntas en serie para ti como prestador de un servicio profesional:

¿Tienes una visión o concepto claro de lo que es el servicio? Tú, como experto, ¿predicas, enseñas y actúas con una cultura de servicio? ¿Recompensas el servicio de alta calidad?

¿Voy bien? Le preguntaba Alicia al león en su país de las maravillas. ¿Adónde vas? Le contestaba el león.

Con este ejemplo te explico lo importante que es definir una “visión” personal, si no sabes a dónde vas, ¿cómo puedes saber si lo que haces actualmente está bien o no? Y es que la única persona que debe de definir la visión eres tú.

Otra palabra es la “misión”, y si la visión es complicada de definir, la misión lo es todavía más, ya que básicamente tienes que contestar estas dos preguntas: ¿Cuál es mi papel en la vida?, ¿Por qué existe el servicio que brindo?, entonces, podemos definir a la misión como la razón de tu existir como profesional experto, aquello que le confiere un valor ante los ojos de tus clientes como de tus mismos colaboradores.

Supongamos que ya tienes definida tanto tu visión como tu misión, ahora vamos a entrar de lleno al tema que hoy nos ocupa, los “valores”.  En latín, valor viene de valere, que significa estar sano, ser fuerte.  Los valores son la convicción de tu persona y tienen una base moral y por lo tanto son los pilares de tu empresa. Los valores representan también el grado de excelencia de tu trabajo y es lo que hace sentirse orgullosos a ti y a tus colaboradores del mismo, mientras no definas tus valores, nunca podrá haber involucramiento de ellos ni tendrán el camino para poder llegar a los objetivos que se hayan propuesto, tendrás una alta rotación de personal.

Por otro lado, debemos de agregar a la calidad, que debe de verse como una filosofía del trabajo que se realiza, no como una de las metas a lograr, sino que debe de estar presente en todos y cada uno de nuestros trabajos. Eso no quiere decir que seamos una perfección de profesional, sino que deberemos de estar involucrados y convencidos que el proceso de mejora continua debe de ser una cultura arraigada incorporando la actitud de servicio, que significa el estar buscando permanentemente dar el mejor servicio del mercado, siendo apoyados por valores esenciales como la honestidad, la cortesía y la responsabilidad con nuestros clientes.

Entonces, después de tanto rollo, ya para ir cerrando hablemos de la ética, la cual deberá estar basada en un trato justo y de honradez para con nuestros clientes, cumplir nuestros compromisos con los más altos estándares de calidad, dar siempre más de lo que se cobra. La ética, al igual que la moral, de manera práctica son sinónimos y es difícil que una persona en lo individual, pueda catalogar a otra de falto de cualquiera de estas dos, ya que no existe en el mundo persona perfecta que lo pueda hacer, sin embargo, los usos, costumbres y tradiciones de cada sociedad si lo hacen, es por ello que nuestro comportamiento debe tender a adoptar una conducta colectiva, aunque nunca podrán ser negociadas las buenas costumbres y los principios.

Stephen Covey, autor del best seller “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” decía: “El liderazgo personal es el proceso que consiste en mantener la perspectiva y los valores ante uno mismo y llevar una vida acorde a ellos”. En conclusión, si considerabas que mencionaría de forma específica valores como la lealtad y la integridad, estabas equivocado, ya que considero que un profesional que se dice experto, y que haga a un lado estas virtudes no le queda mucho tiempo de vida en este mundo que veo cada vez más despierto y exigente. Más bien, éstas virtudes deben de ser valores implícitos en todo ser humano, probablemente existan personas que no los posean, pero de eso depende la estatura moral con la que se ubicaran dentro de la sociedad que como mencioné en el inicio, al no ser un ente aislado el individuo allí convive.


No hay comentarios:

Publicar un comentario