- Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

lunes, 9 de octubre de 2017

“ ES MOMENTO DE MEJORAR”
Platicaba con un colega centroamericano sobre lo sucedido en las últimas semanas, y a lo largo del año, en México y Latinoamérica; principalmente de lo que adolecemos como hemisferio en el tema de Prevención y de Reducción del Riesgo de Desastre, y de cómo nuestro país tiene todo para asumir nueva y definitivamente el Liderazgo de América Latina, principalmente en estos temas. Resulta preocupante que México se haya convertido en una especie de sándwich: por un lado, no somos totalmente parte de los países del norte de América y por el otro hemos perdido los contactos y la imagen como parte de Latinoamérica. Desafortunadamente, estarán de acuerdo conmigo, se requiere nada más voluntad política para hacerlo, y con ella la cascada de acciones y nombramientos que implican a la Administración Pública de los tres niveles de gobierno y de ahí, a la sociedad civil en su conjunto.
Dentro de los conceptos de Seguridad, se encuentra la Seguridad Regional cuyo contexto es el siguiente: La seguridad regional y la formación de alianzas estratégicas con países vecinos a través del principio de responsabilidad compartida, integran las acciones para prevenir los riesgos, enfrentar amenazas y reducir las vulnerabilidades que afectan la seguridad y el desarrollo de la región. Si se asumen los fenómenos perturbadores, como debe hacerse desde la perspectiva multidimencional de la seguridad, como amenazas a la seguridad de la Región, se podrían poner en marcha esquemas que redujeran la vulnerabilidad, aumentando la capacidad de enfrentar esas amenazas, previniendo riesgos, todo ello encaminado a la consecución de la Reducción de Desastres, participando y aprendiendo allende las fronteras.
Sin embargo, repito, la voluntad política sigue mirando hacia otros lados, menos en la prosperidad de la Unión, como marca nuestra Carta Magna. Es decir, considerar la Protección Civil parte nodal de la agenda pública en el campo de lo social debe ser imprescindible, y en primer término, someter el actual ordenamiento en la materia a una profunda revisión y análisis de sus orientaciones y contenidos para, eventualmente, promover las reformas requeridas, ya que evidentemente, después de su inclusión en 2009, forma parte importante de nuestras instancias de Seguridad Nacional, pero no le han dado el valor que exige su importancia, y ahí están los resultados.
Como algunos de los agentes perturbadores son previsibles, es posible aplicar el siguiente principio: si por su magnitud no se puede eliminar la causa, entonces la visión sería disminuir sus efectos destructivos. Esto se logra mediante programas de prevención, auxilio, recuperación y continuidad de operaciones, como ya lo hemos analizado suficientemente, pero sobre todo haciendo un especial énfasis en la educación para la gestión integral de riesgo; es posible ampliar los estudios de riesgo-vulnerabilidad en los municipios, en las entidades federativas y en el país como Estado, concientizando a los diferentes sectores de la sociedad civil, es decir el privado, el público, el académico, y de los tres niveles de gobierno, federal, estatal y principalmente municipal. Éstos son elementos fundamentales y necesarios en el desarrollo para la cultura dentro de la vida de una comunidad.
Ahora en la radio he escuchado  sobre el Plan MX, y está muy bien, pero únicamente para la respuesta. Lo que deseo escuchar es un Programa Nacional de Prevención, pero inclusivo, público, general, que abarque a todas las dependencias federales, estatales y, principalmente, municipales; que es donde más se necesita fomentar las actividades, acciones y cultura y educación preventivas. Y socializarlo de manera eficaz. Evitar que los municipales crean que es una oficina para robar y multar, cuyo requisito para ser director de Protección Civil es haber apoyado en la campaña…
Sin estos temas en las Agendas Nacional, estatales y municipales, seguirá habiendo daños a la infraestructura, seguirá deteniéndose el desarrollo, seguirán cayendo edificios, seguiremos contemplando cómo los ríos se llevan casas y comunidades enteras, y lo peor de todo, seguiremos perdiendo vidas…
Es tiempo ya de modificar la estructura de las dependencias y crear una Dirección General de Protección Civil en cada una de ellas; es tiempo de reactivar el Servicio Militar Nacional, con carácter obligatorio para hombres y mujeres enfocado a crear brigadistas; es tiempo ya que las televisoras dejen de producir series que atentan contra los valores sociales y creen series educativas tendientes a la Reducción de Riesgos, y por supuesto que la sociedad las vea. Todo lo anterior encaminado, no solamente a crear una cultura resiliente y preventiva, sino a generar una educación nacional en este tema.
Es tiempo de dejar de lado la mediocridad en el concepto de Protección Civil, y evitar ya los “cursitos de brigadistas”, apostarle a la educación, no a la capacitación, dado que básicamente está considerada como un proceso a corto plazo.
Si exportamos telenovelas y programas como el “Chavo del 8”, bien podríamos ser generadores de una cultura preventiva a nivel latinoamericano, e internacional. Saquémonos la espinita, pues.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La tormenta tropical “Nate” se movió ligeramente al Este, lo que sacó al territorio de Quintana Roo de la trayectoria de impacto directo del meteoro.
Si se prepararon, aplaudo su compromiso por la prevención; si no lo hicieron, agradezcan la benevolencia de la naturaleza.
Pero no es válido querer denostar a los que procuramos que la cultura de la prevención sea parte de la vida.
No, no fueron oraciones, ni un mal pronóstico, ni fuimos alarmistas. Así son los meteoros, cambian todo en un momento, y eso... los hace aún más peligrosos.
Insisto, la mejor forma de decir, es hacer.

César Orlando Flores Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario