- Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

lunes, 18 de septiembre de 2017




En situaciones de actuación para casos de emergencia hay procedimientos y protocolos ya establecidos a seguir, pero como principios generales para poder normarnos un criterio y en función de este tomar decisiones para actuar o para saber qué hacer en esa situación en específico.

PARA PROCEDER O ACTUAR EN CASO DE ALGUNA EMERGENCIA “NO HAY RECETAS DE COCINA”, NINGUNA, NINGUNA EMERGENCIA ES IGUAL, ni impacta igual, ni se comporta igual, ni afecta igual.

Los protocolos hay que tomarlos como una guía que hay que ajustar y adecuar a las circunstancias que se están presentado en esos momentos, inclusive, un simulacro nunca es igual aunque sea la misma hipótesis, se realice en el mismo lugar, lo hagan las mismas personas y en general tenga los mismos componente, y estos ni siquiera son similares a una situación real.

Los simulacros te dan ciertas pautas, te proporcionan conocimientos y te preparan para tomar decisiones, te ayudan a pensar y a actuar con más seguridad, pero finalmente tienes que tomar decisiones en el momento de la emergencia y actuar en función de tu criterio y de lo que te dicte la lógica, y de los estudios que al respecto se hayan realizado.

Un muy buen ejemplo es el sismo del jueves 7 de septiembre, fue de magnitud superior al de 1985 sin embargo afectó muy poco a la Ciudad de México, al contrario de lo que sucedió en aquel año, impactó diferente, en lugares diferentes, causando daños diferentes.

Y si hablamos de incendios, cada incendio es diferente y se le debe enfrentar y combatir en forma diferente, y si hablamos de ciclones tropicales, es igual, la prueba se ha tenido en estos días, con Harvey, Katia, Irma, José, y la tormenta tropical Lidia, todos ellos diferentes, con trayectorias diferentes, velocidades de vientos diferentes, impactando en lugares diferentes, de diferente manera y causando daños diferentes.

Es por ello que debemos capacitarnos, adiestrarnos, efectuar simulacros, pero para tomar mejores decisiones en situaciones reales, no sin tomar en consideración, que lo más importante es la prevención, y como tanto se ha “cacareado”, hay que pasar de un enfoque reactivo a uno preventivo.

Considerando que estamos en la “Semana de la Protección Civil”, y como cada año se realiza un simulacro general o mal llamado “macrosimulacro”, hoy “Simulacro de la CdMx”, que va dirigido a un proceso de toma de decisiones sobre cómo proceder en caso de sismo, enfoquémonos en este artículo a ello, y la pregunta es, ¿SE DEBE O NO EVACUAR, O QUÉ SE DEBE DE HACER?

Una evacuación, es un conjunto de acciones y procedimientos encaminados a proteger la integridad física de las personas expuestas a un riesgo durante un siniestro o desastre, mediante su traslado hasta una zona de seguridad a través de lugares y rutas de menos riesgo.

Las rutas de evacuación deben permitir el desplazamiento, de todas las personas involucradas, hasta un lugar suficientemente seguro, en un tiempo adecuado en función del riesgo, distancia, facilidades de desplazamiento, etc.

SIN EMBARGO, HAY QUE TOMAR EN CUENTA QUE UNA EVACUACION NO ES SIEMPRE LO MAS ADECUADO NI LO MAS SEGURO.

PARA PODER REALIZAR UNA EVACUACION EFICIENTE Y SEGURA SE DEBE:

-       DETERMINAR SI REALMENTE ES NECESARIO LLEVAR A CABO UNA EVACUACION YA QUE, TODO PROCESO DE EVACUACIÓN INVOLUCRA RIESGOS Y POSOBILIDAD DE UN ACCIDENTE Y COMO CONSECUENCIA LESIONADOS.

-       NO realizar desalojos reales o simulados nada más por realizarlos, se debe tener establecida claramente la necesidad indispensable de realizarlo, el objetivo y el procedimiento normal y alternativo dependiendo de la situación que se esté presentando o el por qué de la evacuación.

-       En caso de tener la imperiosa necesidad de realizar un desalojo, las rutas de evacuación se deben tener perfectamente señalizadas, libres de obstáculos e iluminadas, así como ubicados y señalizados los puntos de menor riesgo que son los puntos de seguridad dentro del inmueble, y los puntos de reunión en donde se deben de concentrar las personas una vez evacuado el inmueble.

CON RESPECTO AL SIMULACRO DEL DIA 19 DE SEPTIEMBRE.

Este simulacro se debe considerar como si fuera unas situación real, poe lo cual:

-       Determinar en cuál de las tres zonas sísmicas se ubica el inmueble

Los inmuebles ubicados en zonas duras, rocosas, en donde no se esperan aceleraciones mayores al 10%, de la aceleración de la gravedad, NO SE DEBEN DE EVACUAR, ni antes, ni durante ni después de un sismo, y esto hay que tenerlo muy presente durante loa simulacros.



A Los inmuebles ubicados en las zonas de transición, antes de pensar en un procedimiento de evacuación por sismo, primero hay que realizarles todos los estudios necesarios, como el de seguridad estructural, para determinar si ante un sismo con magnitud  cercana a 8 Richter puede o no colapsarse y, en función de ello determinar la pertinencia de evacuarlo o no. Si los estudios determinan la poca factibilidad de colapso, estos inmuebles no se deben de evacuar hasta pasado el sismo, y una vez que se haya hecho una inspección de las condiciones del mismo, únicamente en el caso de que se perciba que ha sufrido algunos daños que pudieran poner en riesgo su estabilidad, proceder a evacuarlo, de otra manera NO se debe desalojar el inmueble.



Al igual que en el párrafo anterior si, el inmueble está ubicado en una zona lacustre, no por eso se puede determinar que será colapsado, ejemplo: el Palacio Nacional (este inmueble no tiene riesgo de colapsarse a consecuencia de un sismo), el Palacio del Antiguo Ayuntamiento (este inmueble no tiene riesgo de colapsarse a consecuencia de un sismo), el Hotel Magestic, el Gran Hotel de la CiDUAD DE México, el Edificio Guardiola, etc., por consiguiente, antes de pensar en evacuarlos primero hay que realizarles los estudios pertinentes para determinar si este procedimiento se requiere o no.



 2.  El hecho de evacuar a millones y millones de personas nada más por   evacuarlas no solamente NO es benéfico sino que, ES PERJUDICIAL.

Se condiciona a las personas a que ante cualquier pequeño movimiento o la mínima situación de emergencia salgan corriendo, la gran mayoría. Y estamos hablando de cuando menos el 98% de los inmuebles de la Cidudad de México. NO son colapsables y al sacar a las personas se les expone a un accidente inherente al propio procedimiento, se desquicia el tráfico y se congestionan las arterias de las vías de circulación vehicular, se expone a las personas (en caso real) a que les caiga encima una marquesina, una rama de árbol o un árbol, un conductor eléctrico, un  automovilista pierda el control de su vehículo y los atropelle y muchas otras situaciones, siendo que dentro del inmueble están mas seguros.



3. Únicamente hay que desalojar aquellos inmuebles que impliquen riesgo de colapso y para ello establecer claramente los protocolos individuales, esto no es receta de cocina. Algunos de ellos se deberán evacuar durante el período entre la recepción de la señal de Alertamiento y la llegada de las ondas “S”, en otros se deberán evacuar los pisos inferiores que permitan el desalojo seguro de las personas durante el período mencionado y las personas ubicadas en os pisos superiores realizar el procedimiento de repliegue que consiste en ubicarse en los puntos de seguridad ya establecidos y marcados, en base a un estudio. En fin, no se pueden establecer procedimientos generalizados.



No perder de vista la importancia de los dispositivos de Alertamiento sísmico que deben estar programados para activarse y emitir la señal al recibir las ondas  “P”, lo cual da tiempo en segundos para tomar decisiones antes de que lleguen las ondas “S”, dicho tiempo es variable ya que depende de muchos factores pero, para la Ciudad de México está en el rango de los 40 a 50 segundos, siempre y cuando el epicentro sea en las costas de Guerrero.



Al escuchar la señal se debe proceder de acuerdo a los protocolos específicos establecidos para es inmueble. Ese tiempo en segundos lo podremos aprovechar para ubicarnos en los puntos de seguridad, o debajo de un mueble o salir del inmueble (si  así fue considerado y determinado de acuerdo a los estudios y está establecido en los protocolos del programa interno o específico de protección civil del inmueble). Sin perder de vista que es un aviso no una orden de desalojo. Las decisiones las toman las personas NO los dispositivos.



4. El ubicarse junto a algún mueble por aquello del llamado “triángulo de la vida” ES UN ERROR, inclusive la persona que ideó eso y lo puso en práctica está demandada y en proceso penal. Para que se forme el famoso triángulo, el pedazo de losa debe caer sobre una orilla del mueble y desplazarse hacia el suelo, si el mueble aguanta el impacto y sostiene la losa eso quiere decir que metiéndonos debajo del mueble estaremos mejor protegidos, si el mueble no soporta, no se formará el triángulo y de una u otra manera resultaremos golpeados.

Por supuesto si estamos hablando de un sillón u otro mueble que no permita que nos pongamos debajo de él, lo mejor es ponernos junto pero, lo  más apropiado es ubicarse en donde confluyen una columna y una trabe.



5. Los protocolos o procedimientos establecidos en los programas internos o específicos de protección civil son lineamientos que pueden ser modificados durante las emergencias dependiendo la situación que se esté presentando, por ello hay que realizar simulacros con actuaciones bajo diferentes escenarios.





CONCLUSIONES:  



-       En los simulacros se deben desalojar únicamente los inmuebles que realmente sea necesario.



-       Aplicar los procedimientos específicos que sean necesarios y que estén establecidos.



-       Los procedimientos no son únicos, son diferentes para casos de sismo, incendio, amenaza por artefacto explosivo, etc.



-       Los procedimientos no pueden ser estrictos y rígidos ya que variarán dependiendo las circunstancias, la decisión la tomarán las personas en forma individual o la persona que esté al mando del grupo.



-       Hacer los estudios necesarios de cada inmueble para determinar y establecer procedimientos.



-       Los Programas Internos o específicos de Protección Civil son trajes hechos a la medida pero ajustables, con elásticos, cierres y botones que adecúan a  las necesidades y así deben considerarse y manejarse.



-       NO desalojar inmuebles nada más para que se vea que millones de personas están participando, condicionándolas a que actúen como autómatas. En una situación de emergencia, cualquiera que esta sea, lo primordial es tener claro el panorama, pensar y tomar decisiones, no nada más actuar por actuar.



-       Cuando en un macrosimulacro, NO se desalojen inmuebles innecesariamente, salgan exclusivamente las personas que deben de salir, en orden y dándole la seriedad que amerita y se sigan los procedimientos adecuados establecidos, se habrá dado un gran paso.

JOSE RAUL CANTONY LARA

No hay comentarios:

Publicar un comentario