- Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

domingo, 20 de agosto de 2017


LAS EXPLOSIONES “BLEVE”

El término BLEVE fue utilizado por primera vez en el año 1957, cuando los ingenieros norteamericanos James B, Smith, Williams S. Marsh y Wilbur L. Walls investigaban las causas de una explosión de un recipiente de acero utilizado para la producción de resina fenólica a partir de la formalina (disolución de formaldehidos en agua) y fenol. A partir del descubrimiento de ese fenómeno estrictamente físico que no requiere de ningún tipo de reacción química y que se puede producir hasta en calentadores de agua y calderas, el modelo pudo llegar a explicar una serie de accidentes ocurridos en el pasado y que no se podían explicar, por lo tanto si el líquido es inflamable, combustible, reactivo, toxico, etc., indudablemente los riesgos aumentan considerablemente.

La palabra BLEVE está formada por cinco letras que definen el fenómeno, que en ingles sería “Boiling Liquid Expanding Vapor Explosion”  o sea, Explosión por la Expansión de los Vapores de los Líquidos en Ebullición”.

En consecuencia podemos definir a la explosión BLEVE como la ruptura, ya sea en dos o más pedazos de un recipiente, con proyección de fragmentos a grandes distancias, un inmenso frente de fuego, con la correspondiente radiación calórica y onda expansiva (en el caso específico de los líquidos inflamables y combustibles que generan el mayor poder destructivo), debido a un fenómeno que se da en ciertas circunstancias, una de las condiciones esenciales es que el gas licuado o el líquido estén a una temperatura mayor a la que se encontraría de estar a presión atmosférica normal, entonces la temperatura de ebullición (a 1 Atm) ha de ser bastante menor a la que se encuentra el líquido dentro del recipiente.

No obstante se deben dar tres condiciones necesarias para la de presión producción de este fenómeno.

1-    Tiene que tratarse de un gas licuado o un líquido sobre calentado u a presión.

2-    Que se produzca una súbita baja de presión en el interior del recipiente, esta condición puede ser originada por impactos, ruptura o válvula de alivio con diseño inadecuado.

3-    Que se den condiciones de presión y temperatura que puedan producir el fenómeno de nucleación espontanea, con esta condición se origina una evaporación de toda la nasa del líquido en forma de flash rapidísima, generada por la rotura del equilibrio del líquido como consecuencia del sobrecalentamiento del líquido o gas licuado.

1.- Liquido sobrecalentado y bajo presión.

Los gases licuados se deben encontrar a una temperatura “bastante superior” a la que se encontraría si estuviese a presión atmosférica normal (1 Atm), no es suficiente que se encuentren a unos pocos grados por encima de su temperatura normal, ya que esta es una condición bastante común en la mayoría de los gases licuados (GLP, Amoniaco, Cloro), y algunos criogénicos (CO2, Nitrógeno, etc.).



Por tales motivos dos grandes grupos de productos pueden ocasionar BLEVES como:



1)    Todos los gases licuados almacenados a temperatura ambiente, inflamables o no.

2)    Los líquidos que accidentalmente entran en contacto con fuentes de calor.



Conforme a esto, para que exista un BLEVE la primera condición esencial pero no suficiente es el sobrecalentamiento de los gases licuados y líquidos, pero también es necesario que se encuentren a presión, y en el caso de los líquidos que no se almacenan presurizados, esta condición de presión es debido a su aumento cuando accidentalmente se calienta.



2.- Súbita baja de presión

La segunda condición necesaria pero no suficiente es que dentro del recipiente que contiene el líquido se produzca un súbito descenso de la presión.

Cualquier problema de colapso estructural del recipiente, fisura u oquedad que pueden ser producidas por causas mecánicas, grietas en las chapas del tanque, impactos, choque o vuelcos de cisterna bajo presión en su transporte.      

Es importante aclarar que esto no ocurrirá con los líquidos inflamables y combustibles que no estén presurizados.

También puede producirse una BLEVE por causas térmicas. La resistencia del acero al carbono disminuye gradualmente al aumentar la temperatura por encima de los 204oC.

UNA DISCULPA.- MANDO EL ARTICULO INCOMPLETO Y EL DIA DE HOY DEBIDO A QUE MAÑANA INICIA EL CONGRESO NACIONAL DE PROTECCION CIVIL Y NO HE PODIDO TERMINARLO.

 J. RAUL CANTON Y LARA


No hay comentarios:

Publicar un comentario