- Radio Epicentro Blog

Radio Epicentro Blog

Difundiendo temas relacionados a la Protección Civil gracias a la colaboración de más de 20 especialistas en el área.

lunes, 31 de julio de 2017

¿No sería mejor que el Servicio Militar creara Brigadistas?

La Ley del Servicio Militar, establece:
ARTICULO 1º.- De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se declara obligatorio y de orden público el servicio de las armas para todos los mexicanos por nacimiento o naturalización, quienes lo prestarán en el Ejército o en la Armada, como soldados, clases u oficiales, de acuerdo con sus capacidades y aptitudes.

ARTICULO 5º.- El servicio de las armas se prestará:
·         Por un año en el Ejército activo, quienes tengan 18 años de edad.
·         Hasta los 30 años, en la 1a. Reserva.
·         Hasta los 40 años, en la 2a. Reserva.
·         Hasta los 45 años, en la Guardia Nacional.
·         Las clases y oficiales servirán en la 1a. Reserva hasta los 33 y 36 años respectivamente y hasta los 45 y 50 en la 2a. Reserva.

Una vez sabiendo esto, y haciendo un evaluación histórica, desde 1942 nuestro país no ha sufrido la necesidad de enfrentar una Guerra Convencional; sin embargo hay evidencia de que las Fuerzas Armadas Mexicanas han apoyado siempre a la población civil en casos y zonas de desastre.

Aunado a lo anterior, si consideramos el vacío consecuente de la desintegración del tejido social, la necesidad de fomentar valores en las nuevas generaciones, así como la cohesión social y colaboración solidaria, se podría proponer una nueva reglamentación para llenar huecos que han quedado presentes en el desarrollo de nuestro país….

La ubicación geográfica de México, las condiciones meteorológicas y climáticas, e inclusive la población misma, exponen al territorio nacional a la mayoría de los agentes perturbadores, aun cuando muchos no lo acepten ni lo quieran entender.

Habiendo hecho estas tres consideraciones, es posible pensar en que el Servicio Militar se preste de manera obligatoria por un periodo de 12 a 18 meses, por todos los jóvenes de 20 años, ambos géneros, pero con objetivos definidos tendientes a  fortalecer los valores cívicos, fomentar la solidaridad y el altruismo y, por último, pero no menos importante, generar una parte importante de la Gestión Integral de Riesgos….

Seguramente preguntaremos cómo hacerlo, y no es tarea fácil, pero tengo la certeza de que los resultados serían totalmente favorables.

En primer lugar, sin sorteos de bola blanca o negra; todos tendrían que realizarlo, y sujetarse a la disciplina militar, no sólo para aprender técnicas y tácticas de la milicia, o cuestiones castrenses, sino que en esa instrucción se les prepare, además con un oficio, y sobre todo, en Gestión de Riesgos; que incluya desde la elaboración de un Plan Familiar de Protección Civil, hasta métodos de prevención para caso de todos los fenómenos perturbadores principalmente; además de tópicos de Salud Pública, Administración de Emergencias, Refugios Temporales, etc., entre otros temas de respuesta a desastres.

Se trata de que la educación y fortalecimiento de la cultura de la Gestión de Riesgos se aprenda de manera seria, y con fundamentos que también sirvan a los jóvenes para su desarrollo como ciudadanos, que se fomenten y cimenten los valores cívicos de los que adolece nuestra sociedad y, principalmente, nuestros funcionarios hoy en día.

No se trata de militarizar, como sostienen estúpidamente quienes con su estulticia se quejan de todo, si no de formar con dos vertientes: la de la seriedad que implica el arte castrense y la de la universalidad que exige la Gestión de Riesgos.

Pensemos que al concluir esta preparación, los Conscriptos, no sólo hayan contribuido a la noble tarea de alfabetizar, o fomentar el deporte, sino que también hayan aprendido un oficio, que hayan comprendido el valor del espíritu de cuerpo, que sientan y amen a la patria, y sepan, no sólo como defenderla, sino cómo prepararla ante los impactos de los fenómenos perturbadores a los que está expuesto nuestro país. Y que también puedan tener alternativas laborales.

Considero firmemente que tomar con seriedad esta idea, puede contribuir muchísimo a ser una país resiliente y congruente más allá del discurso, más allá de la política, más allá de eventos vanos para la foto.

Evidentemente se tendría que realizar un estudio legislativo profundo, pues si lo queremos hacer bien y exitoso, se involucrarían muchas leyes para dar fortaleza a un cambio de esta magnitud.

Sería fabuloso que todos contribuyéramos a este cambio.


César O. Flores Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario